Faltan médicos en Río Negro y buscan tentar a venezolanos

Alberto Weretilneck

Alberto Weretilneck

Según un registro de datos nacionales a los que el Ministro de Salud rionegrino tuvo acceso, serían unos 2.000 los galenos venezolanos que, sin tener un trabajo estable, se radicaron en el país entre 2017 y lo que va de 2018, en su mayoría en Capital Federal. "Entonces entre las ART, las obras sociales, la medicina privada, los médicos privilegian aquellas cuestiones que no tengan que ver con lo público y cada día cuesta más cubrir las vacantes en el sector público".

El ministro del área, Fabián Zgaib, informó que desde su cartera se encuentran realizando gestiones en la Dirección Nacional de Migraciones para contactarse con médicos venezolanos. El director del hospital Artémides Zatti, José Robacio, quien la semana pasada sufrió la baja de dos gastroenterólogos y se quedó sin esa prestación, expresó: "Hay un problema de vocación y formación, hay médicos que no quieren hacer guardias y por eso prefieren no trabajar en el sector público, donde algunas guardias, pasivas o activas, son obligatorias", explicó.

La carencia de profesionales argentinos -especialmente médicos generalistas, ginecólogos y pediatras- se hizo más notoria en los últimos meses, a partir de un éxodo hacia el ámbito privado donde, si bien percibirían salarios similares a los que ofrece la provincia, no se ven obligados a cumplir con las guardias obligatorias que exige el sistema público de hospitales. "Esto hay que trabajarlo con las universidades", sostuvo el ministro a ese medio. Estas se pagan 4.400 pesos los días hábiles y 6.800 pesos los sábados, domingos y feriados.

El funcionario espera por "un decreto del gobernador Alberto Weretilneck" para facilitar "el ingreso administrativo al sistema de salud por parte de los venezolanos".

Río Negro tiene al menos 60 vacantes para cubrir en los hospitales de la Línea Sur, Bariloche, General Roca, Cipolletti, entre otros. Los puestos disponibles se encuentran en centros hospitalarios de la Línea Sur, Bariloche, General Roca, Cipolletti, entre otros. "Es indispensable que haya atención médica para casos de diversa complejidad en esos confines inhóspitos de los que es difícil salir en caso de emergencia", señala El Clarín.

Según publica Clarín, el ministerio de Salud anunció que ofrecería salarios de hasta 80 mil pesos y en algunos casos, viviendas para los profesionales que quisieran radicarse en comunidades semi rurales. "Seguimos buscando médicos y va lento", dijo una fuente del Ministerio.