Emocionante: perro salchicha pasó casi una semana en el desierto, por qué

13 de Julio de 2018 | 16:25 hs.
La historia de Gaspar el salchicha que se cayó de un avión

13 de Julio de 2018 | 16:25 hs. La historia de Gaspar el salchicha que se cayó de un avión

Pasó cerca de una semana para que hallaran con vida a un perro de raza Teckel, también llamado Dachshund o salchicha, que se había fugado hacia el desierto de Atacama (Chile), luego que el avión en que era transportado tocara tierra. Entonces aprovechó que su amiga Ligia Gallardo regresaba en avión para pedirle que le llevara al perro.

La aeronave despegó el 29 de junio pasado a las 6:40.

El hecho se habría presentado debido a un mal procedimiento con su jaula, por parte de personal de la aerolínea Sky en el aeropuerto Diego Aracena de Iquique (Chile). Como indica el protocolo, el animal viajó en una jaula que fue llevada al compartimento de equipaje.

Según supo la dueña por parte de algunos testigos, la jaula cayó de la cinta de equipaje de la pista desde 2 metros de altura, lo que hizo que se rompiera y que Gaspar pudiera escapar.

Así empezó una odisea que duró seis días.

La historia se viralizó gracias al dueño de la mascota, Janis Cavieres, que llevó a cabo una enorme campaña en las redes sociales para volver a encontrarse con su fiel amigo.

Al perro lo divisaron varias veces en el desierto, pero no podían atraparlo. Dos días antes de poder dar definitivamente con él, lo vieron en un recinto militar cercano al aeropuerto. Pero escapaba en dirección a la Cordillera de los Andes cada vez que intentaban capturarlo.

"Ofrecemos nuestras sinceras disculpas a todos quienes pudieron verse afectados por esta situación, especialmente a Janis y a su familia y reiteramos nuestra absoluta disposición para otorgar el apoyo que sea necesario para los tratamientos que Gaspar requiera y que lo ayuden a superar cualquier secuela ocasionada por la situación que lo afectó".

"Venía sucio, descompensado y sumamente estresado. Ahora está en 6,270 kilos y pesaba 9", declaró Paola Bravo, la veterinaria que lo atendió tras el rescate, al medio local Cooperativa.