Critican a Meghan Markle por su ropa interior

Meghan Markle sorprende de negro por primera vez desde su boda

Meghan Markle sorprende de negro por primera vez desde su boda

La Familia Real británica no puede posicionarse políticamente y mostrar su opinión sobre temas como el aborto o los derechos de las mujeres es una de las renuncias que ha tenido que hacer tras casarse con el príncipe Harry. "Tendrá que 'descafeinar' sus ideas feministas puesto que no puede mostrar públicamente su ideología". Hay tantas reglas de etiqueta y códigos de protocolo, que cualquiera se equivocaría fácilmente si no los conoce a la perfección.

El príncipe Harry y Meghan -que eligió un vestido de Emilia Wickstead, zapatos de Aquazzura, clutch de Givenchy y pendientes de su marca favorita, Maison Birks- llegaron a Glencairn, la residencia del Embajador británico, en Irlanda para encontrarse con representantes del mundo de las artes, los deportes, el ejército y empresas sociales de todo el país. La duquesa de Sussex tomó a su esposo, el príncipe Harry, del brazo en público. Aunque esto parecería una cosa normal y corriente entre simples mortales, para la realeza esto es considerado como una falta.

Para asistir a las celebraciones del centenario de la Fuerza Aérea Británica Meghan se decidió por un elegante y sobrio vestido negro de Dior con escote de barco combinó el look con unos tacones de punta en pico color nude.

En su primera visita oficial al extranjero, como duquesa de Sussex, Meghan habría roto el protocolo en relación al aborto.

De acuerdo con el protocolo real, lo correcto es sentarse con las piernas paralelas o cruzadas a la altura de las pantorrillas. O ella tenía prisa o sus asesores y asistentes no se dieron cuenta de este "error".

"Depende de dónde estén los nobles y cuál es la situación en que se encuentran", aseguró.

En cuanto a su forma de sentarse, los expertos opinan que quizá Meghan busque crear su propio estilo. ¿Qué pensará la reina?