Niños rescatados en Tailandia no irán a Moscú por motivos médicos

Niños rescatados en Tailandia no podrán asistir al Mundial de Rusia 2018

Niños rescatados en Tailandia no podrán asistir al Mundial de Rusia 2018

Pues su estado de salud aún debe ser evaluado.

Este martes terminaron las operaciones de rescate en Tailandia y finalmente se completó el rescate de los 12 niños y su entrenador.

Por ello, no podrán asistir a la final del Mundial de Rusia, a realizarse el próximo domingo 15 de julio, en el Estadio Olímpico Luzhniki de la ciudad de Moscú.

Ocho menores más fueron rescatados en los dos días anteriores, luego de quedar atrapados por el nivel creciente del agua.

"La Asociación de Futbol de Tailandia nos ha informado que, por motivos médicos, los muchachos no podrán viajar a Moscú para la final del Mundial", dijo la FIFA.

Para la arriesgada misión, los buzos colocaron a los escolares una máscara especial que cubre toda la cara y permite respirar de una manera más natural, así como comunicarse con los rescatadores.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, había cursado una invitación a los chicos, a través de la Asociación de Fútbol de Tailandia, para que presenciasen en la final del Mundial en la capital rusa, el próximo domingo 15 de junio, pero los médicos han desaconsejado el viaje, indicaron a Efe fuentes de la Federación Internacional. "La prioridad de la FIFA sigue siendo la salud de todos los involucrados en la operación", señaló un portavoz del órgano.

"Buscaremos una nueva oportunidad para invitar a los chicos a un evento de la FIFA, con el objetivo de compartir con ellos un momento de comunión y celebración", indicó la FIFA en un comunicado.

La FIFA ha expresado su "gran alegría" por el rescate de los 12 jóvenes futbolistas tailandeses y su entrenador y ha mostrado su "profunda gratitud" a todos los que lo han hecho posible.

"¡Me gustaría enviarles camisetas! ¿Hay alguien que pueda ayudarme dándome su domicilio?", preguntó Walker.

En 2010, el Man United recibió también a un grupo de mineros chilenos que pasaron casi 10 semanas en el subsuelo antes de su rescate.