Lluvias en Japón provocan al menos 85 muertos y 60 desaparecidos (+ Fotos)

Rescate

Rescate

El número de muertos por las lluvias torrenciales en Japón ha ascendido este lunes a al menos 110 y otras 79 personas continúan desaparecidas después de que las inundaciones forzaran a varios millones de personas a abandonar sus hogares, la cifra más alta desde 1983, cuando las lluvias acabaron con la vida de 117 personas.

Las precipitaciones récord caídas desde el jueves en el archipiélago provocaron inundaciones y corrimientos de tierra a su paso, especialmente graves en las prefecturas de Hiroshima y Ehime, donde el fenómeno meteorológico ha arrasado miles de viviendas y dejado varias poblaciones completamente aisladas.

Las autoridades no tienen noticias de una decena de personas, señaló el vocero gubernamental Yoshihide Suga, pero los medios hablan de más de 50 desaparecidos. Ya son más de setenta los muertos, y los 41 helicópteros y las 54.000 personas de los equipos de rescate, entre las que están efectivos de las fuerzas de seguridad, intentan frenar la tragedia.

El Ministerio de Territorio, Infraestructura, Transporte y Turismo está empleando camiones de drenaje para extraer el agua de zonas anegadas por el agua, como el distrito de Mabicho (Okayama), donde 4 mil 600 viviendas quedaron sumergidas, aunque esta tarea podría tardar dos semanas en completarse.

Entonces, al menos 74 personas fallecieron por derrumbamientos provocados por lluvias torrenciales en la región occidental de Hiroshima.

El primer ministro de Japón ha anulado una gira por el extranjero debido a la crisis.

De las 47 prefecturas (provincias) que conforman el país, todavía 12 se mantienen en alerta por el riesgo de desbordamientos de ríos, inundaciones y deslizamientos y derrumbamientos de tierra, después de que en la víspera más de una treintena permaneciera sobre aviso (incluidas algunas en alerta máxima, un caso excepcional).

En algunos lugares las precipitaciones de los últimos días han supuesto casi cuatro veces más de la cantidad que suelen registrar en todo el mes de julio, según la Agencia Meteorológica de Japón.

Además, hay un mínimo de 60 ciudadanos que siguen desaparecidos.