Kushner acompañará a Pompeo en visita a México

Ebrard reitera además la importancia de que ambos mandatarios López Obrador y Trump puedan reunirse después del 1 de diciembre. EL INFORMADOR  ARCHIVO

Ebrard reitera además la importancia de que ambos mandatarios López Obrador y Trump puedan reunirse después del 1 de diciembre. EL INFORMADOR ARCHIVO

Frente a los industriales, López Obrador informó que, durante la segunda etapa del sexenio, una vez que se hayan rehabilitado las refinerías, existirán condiciones para bajar el precio del combustible.

La cifra concuerda con el rango establecido en los Precriterios de Hacienda, de entre 2.5 y 3.5%, y es ligeramente superior al 2.3% anticipado en las encuestas del Banco de México y de Focus Economics. "Se requiere participación del sector público, privado y social", dijo.

En cualquier caso, "la gente comete un error al centrarse tanto en las dos personalidades", porque "los lazos familiares y económicos" que unen a los dos países "pesan más que cualquier líder individual" y, a pesar de la llegada al poder de Trump, "la relación de trabajo entre los dos países no es mala", opinó Feierstein.

En conferencia, explicó que durante los primeros años de gobierno no aumentará el precio de la gasolina, en términos reales.

El exjefe de Gobierno también hizo mención a las demandas de seguridad de los empresarios, en especial de los relacionados con la industria del transporte y la ferroviaria, que pidieron la atención de la próxima administración en esos problemas.

Mike Pompeo, Jared Kushner y Steven Mnuchin se reunirán con López Obrador en la colonia Roma.

En otros temas, afirmó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) también enfrentará el plan de austeridad impulsado por el virtual presidente electo. "Al final vamos a estar en manos de los jóvenes y debemos prepararlos desde ahorita, sobre todo en temas industriales, en vocación industrial, emprendimiento, que tengan una visión diferente a la parte académica, que sea una combinación de la parte teórica con la académica", expresó.

Puso como ejemplo de no intervención la postura que adoptará el país en problemáticas como Venezuela, Nicaragua o Brasil a partir del 1 de diciembre, cuando el izquierdista Andrés Manuel López Obrador asuma la Presidencia de México tras ganar los comicios del 1 de julio.

Esa política incluye las cuestiones internas de países como Venezuela y Nicaragua, una posición que dista de la asumida por el Gobierno saliente de Enrique Peña Nieto, quien colocó a México como actor del llamado 'Grupo de Lima' para propiciar medidas de presión contra el Ejecutivo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y desconocer la legitimidad de su reelección, el pasado 20 de mayo.