Bélgica y Francia van por un lugar en la historia

Francia

Francia

La primera la ganaron en casa en 1998 a Brasil con su seleccionador Didier Deschamps sobre el césped.

Kylian Mbappé (3) es el jugador sub-20 con más goles en un Mundial desde Pelé (6 en 1958). Pero las espléndidas intervenciones de Hugo Lloris y de Thibaut Courtois, que desbarataron los remates de Toby Alderweireld y de Benjamin Pavard, respectivamente, evitaron que el marcador se moviera antes del descanso.

El golero Lloris se destacó en el elenco francés y a los 80' desvió con los puños un potente remate de Axel Witsel.

En ese sentido a Bélgica le hace falta mayor experiencia, pues apenas disputó su segunda Semifinal en la historia y en ninguna ha podido dar el paso a la Final. Sin embargo, Francia generó más opciones con 19 contra 9 de sus rivales.

A partir de ese momento la responsabilidad de buscar el partido quedó para Bélgica, que la asumió y obligó a Francia a replegarse en su campo.

Desde el costado derecho, Mbappé comandó la reacción francesa.

Tras el paso por vestuarios, la tónica siguió parecida, pero la posesión belga era menos peligrosa y los contragolpes franceses más afilados.

Umtiti anotó en el minuto 51 cuando se adelantó a Marouane Fellaini siguiendo el tiro esquina de Antoine Griezmann y encontró el fondo de la red. El delantero del PSG, cada vez que recibía, sembraba el pánico en la lenta defensa visitante.

Poco tardó en reaccionar Roberto Martínez, quien dio entrada a Dries Mertens y sacó del terreno de juego a su contención Dembelé, quien no pudo ser la sorpresa que esperaba el entrenador español en este partido.

Les Bleus y los Diablos Rojos se encuentran desde las 14:00 horas en San Petersburgo. Lukaku tuvo una opción de cabeza, pero no llegó a conectar, Courtois detuvo un disparo raso a Griezmann y Tolisso tuvo el 2-0 en el descuento.