Ampuero recomendó "prudencia" tras carta firmada por Bachelet en apoyo de Lula

"La única garantía de la libertad de Lula es la movilización popular

En la petición, los firmantes apelan "al Poder Judicial de Brasil para que garantice el respeto a la Constitución, permitiendo la inscripción de Lula como candidato presidencial". Ante este escenario, el viceministro indicó que de no permitir que el exmandatario participe en los comicios se podrían considerar como ilegítimos e ilegales, ya que se violarían los derechos políticos de millones de brasileños que quieren recuperar la democracia.

También la suscribieron cuatro ex embajadores en Brasil, seis ex ministros y militantes de distintas agrupaciones, desde los izquierdistas Frente Amplio y el Partido Comunista hasta la Democracia Cristiana.

"Si este tipo de ilegalidad y de abuso se comete contra un expresidente de la República, ¿qué pueden esperar de la Justicia el resto de ciudadanos", se preguntó la expresidenta, que considera que el poder judicial acabó contagiándose del odio que domina Brasil, un país "enfermo".

"Si ella defendió o actuó en favor de mayor transparencia (...) resulta inexplicable que la izquierda chilena vaya casi en procesión con una carta firmada por 40 personas, entre los que está el presidente del Senado y la Cámara de Diputados, a presionar al sistema judicial brasileño".

Los firmantes aseguraron que si el exmandatario brasileño no participa en las elecciones "se profundizará aún más la crisis política que Brasil tiene que superar".

Lula, que presidió Brasil de 2003 a 2010, es "sin duda, la figura política más relevante y popular del país" y todas "las encuestas de opinión lo siguen señalando como el más probable vencedor, con una ventaja considerable sobre todos sus eventuales competidores, señalan". Igualmente, advirtió que América Latina atraviesa un proceso de 'aniquilamiento político', que busca acabar con los liderazgos de izquierda y citó los ejemplos de los expresidentes Rafael Correa, en Ecuador, y la argentina Cristina Fernández de Kirchner, 'blancos de persecuciones judiciales'.

La expresidenta se manifestó en estos términos un día después del rifirrafe judicial por la libertad de Lula; un juez del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4), Rogério Favreto, ordenó su puesta en libertad de forma inmediata, pero fue censurado por un colega y por el presidente de la corte, que zanjó el tema bloqueando la decisión.