Tesla aumenta un 20% el precio de sus coches en China

Los clientes de Tesla en China, afectados por la guerra comercial con EEUU

Los clientes de Tesla en China, afectados por la guerra comercial con EEUU

Este incremento se ha producido justo después de que ambos países impusieran tasas por valor de 34.000 millones de dólares (unos 28.899 millones de euros) a sus productos respectivos, lo que afecta a los coches fabricados en Estados Unidos que son exportados a China, entre ellos los vehículos de Tesla.

Por ello, el Model S básico ahora cuesta aproximadamente 128.400 dólares (108.793 euros) frente a los 107.300 dólares (91.204 euros) de la semana pasada, mientras que el todocaminos Model X cuesta 140.100 dólares (118.999 euros), frente a los 117.100 dólares (99.521 euros).

Ford comercializó en China unos 65.000 automóviles Lincoln importados el año pasado y 19.000 de la marca Ford.

La imposición de aranceles, y el incremento de las tarifas del 25% que se aplicaba a la importaciones de coches procedentes de Estados Unidos en China hasta hace poco, y el 40% al que se ha llegado en el transcurso de esta guerra comercial, han obligado a Tesla a hacer movimientos. Tesla levantará una fábrica en China con capacidad para producir 500.000 coches al año, en el corazón del primer mercado del mundo para los coches eléctricos. La llegada según los rumores de una fábrica adicional en Europa y otra en China puede ayudar a la compañía a aumentar su producción sin que se vea afectada por las nuevas políticas comerciales de la administración Trump.

Musk estaba en Shanghái este martes y el gobierno local dio la bienvenida en un comunicado a la decisión de Tesla de invertir no solo en una nueva fábrica en la ciudad, un centro de la industria automovilística china, sino también en investigación y desarrollo.

Por su parte, Daimler ha adelantado que no prevé trasladar el 100 % del aumento del coste a sus clientes.

Según Bloomberg, el anuncio oficial estaría pendiente de cerrar las negociaciones con las autoridades chinas, en la que podría ser una de las inversiones más importantes, quizás la que más, que haya hecho un fabricante extranjero en el Gigante Asiático.