Fiscal de Nueva York demanda a Fundación Trump; apunta a su disolución


Fiscal de Nueva York demanda a Fundación Trump; apunta a su disolución

Donald Trump

Donald Trump

"Nuestra investigación halló que la Fundación Trump recaudó más de 2.8 millones de dólares en una forma diseñada para influir en las elecciones presidenciales de 2016, bajo la dirección y el control de quienes lideraron la campaña presidencial de Trump", agregó la fiscal.

Además, Underwood acusa a Trump de haber utilizado su Fundación para pagar gastos legales, promocionar sus hoteles y otros negocios y para adquirir artículos personales.

Underwood acusó a la fundación, que lleva el nombre del presidente estadounidense, y sus directores de llevar a cabo "una amplia coordinación política ilegal" con la campaña, y un "autointercambio reiterado y deliberado" para beneficiar los intereses personales y comerciales de Trump.

También persigue inhabilitar a Trump y sus hijos para gestionar cualquier organización sin ánimo de lucro en Nueva York para los diez años y un año, respectivamente.

Trump, a través de Twitter, reaccionó rápidamente a la noticia, defendiéndose y atribuyendo la demanda a una maniobra de la oposición demócrata. "Los viles demócratas de Nueva York, y su fiscal general ahora caído en desgracia (...) Eric Schneiderman, están haciendo todo lo que pueden para demandarme por una fundación que recibió US$18.800.000 y dio a obras de caridad más dinero del que recibió".

Trump dijo que Schneiderman "nunca tuvo las agallas para presentar este caso ridículo, que persistió en su oficina durante casi 2 años" y aseguró que sus "discípulos" han presentado la demanda porque él se negó a llegar a un acuerdo.

La fiscal general de Nueva York, Barbara D. Underwood, ha informado en un comunicado de que ha denunciado a la Fundación, así como a sus directivos: Donald Trump y sus hijos Ivanka, Eric y Donald Junior por "un patrón de conducta ilegal persistente durante más de una década".

La fundación, una entidad sin fines de lucro exenta de impuestos, fue fundada en 1987 supuestamente con fines caritativos y opera en Manhattan. Según la fiscalía, el dinero de la fundación fue recaudado entre el público en un evento de recolección de fondos televisado a nivel nacional que Trump organizó el 28 de enero de 2016 en vez de participar en un debate de las primarias republicanas en Des Moines, Iowa.

La fundación, que en teoría sólo podría ocuparse de cuestiones benéficas, incluso habría pagado 10.000 dólares para hacerse con un retrato del propio Trump que luego se exhibió en otro de sus campos de golf.

"En ausencia de un directorio operativo, Trump dirigía la fundación guiado por su capricho, más que por la ley", afirma la demanda.