Sánchez da órdenes para que España acoja al barco 'Aquarius'

La Moncloa: España acogerá al barco Aquarius con más de 600 migrantes

La Moncloa: España acogerá al barco Aquarius con más de 600 migrantes

El barco "Aquarius", propiedad de la organización SOS Méditerranée, seguía hoy esperando poder atracar en un puerto seguro después de que tanto Italia como Malta se negaran a acogerlo, según denunció la ONG.

Joan Ribó ha hecho estas declaraciones después de hablar con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y tras conocerse la noticia de que, a pesar de que la ONU ha pedido formalmente en Malta e Italia que facilitan el desembarco, el nuevo gobierno italiano lo ha impedido, "una decisión sin precedentes". Así, las tres embarcaciones vendrían juntas hacia el puerto de Valencia una vez se haya realizado el trasvase de personas desde el 'Aquarius' hasta los otros dos barcos a través del uso de barcas zodiac.

Imagen de Médicos Sin Fronteras con la posición del barco, cerca de Malta y de la costa italiana.

España se ofreció ayer a acoger al "Aquarius", el barco de una ONG que navega por el Mediterráneo con 629 migrantes, para evitar "una catástrofe humanitaria" después de que Italia y Malta se lanzasen en un pulso negándose a abrirle sus puertos.

Médicos Sin Fronteras pide "poner la seguridad de las personas por encima de las políticas" y recuerda que este plan significará que personas rescatadas "que ya están exhaustas", pasen cuatro días más de viaje marítimo.

Después de sus críticas a la cicatería de los gobiernos de Mariano Rajoy a la hora de acoger refugiados sirios, la negativa de Italia y Malta a dejar entrar en sus puertos al Aquarius, con 629 inmigrantes a bordo, le ha puesto en bandeja la oportunidad de mandar a Europa un gesto, un mensaje de que hay otro Gobierno y otras políticas en España; de izquierda.

Fletado por la oenegé SOS Méditerranée, el "Aquarius" rescató el sábado 629 migrantes, entre ellos siete mujeres embarazadas, 11 niños pequeños y 123 menores solos, pero se mantiene varada en el mar frente a Italia y Malta que se niegan a darles acceso a algún puerto.

Salvini ha manifestado su intenció de viajar a Libia el próximo mes, país de donde salen gran parte de los migrantesy en el que no existe un gobierno sino dos, dos parlamentos, dos ejércitos oficiales y al menos un centenar de milicias cada una de las cuales libra su propia guerra. El barco, que se dirigía a las Islas Canarias, había sido descubierto por un avión de reconocimiento español, lo que dio lugar a un complicado proceso de negociación sobre qué país debía hacerse cargo del pasaje. España coordinó las repatriaciones y recibió a 10 inmigrantes que no pudieron ser identificados. Finalmente y tras arduas negociaciones, el país mediterráneo aceptó la repatriación de cinco inmigrantes e Italia, de 12.