Líderes mundiales aplauden cumbre celebrada por Trump y Kim Jong-un

Mike Pompeo

Mike Pompeo

"El mundo ha evitado una potencial catástrofe nuclear", escribió en Twitter en Washington luego del encuentro con Kim en Singapur el martes.

La propaganda norcoreana consideró hoy, no obstante, que Kim y Trump acordaron que "es importante respetar el principio de las acciones simultáneas y del paso a paso para lograr la paz, la estabilidad y la desnuclearización de la península de Corea".

Trump indicó que antes de que llegara a la Casa Blanca, "la gente asumía que íbamos a la guerra con Corea del Norte".

Por el lado estadounidense también estaba el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, cuyas declaraciones sobre la cumbre irritaron profundamente a Corea del Norte el mes pasado. -Corea del Norte de acuerdo al deseo de los pueblos de ambos países por la paz y la prosperidad.

Aunque ninguno de estos puntos quedó mínimamente especificado en el documento, en una rueda de prensa posterior el presidente de Estados Unidos anunció que suspendería las maniobras militares conjuntas como gesto de buena voluntad hacia Corea del Norte, que los suele denunciar como un ensayo para invadir su territorio.

Mientras Trump reconoce que la desnuclearización no se completará de la noche a la mañana, Corea del Norte insinuó el miércoles que Trump retiró su exigencia de una completa desnuclearización antes de levantar las sanciones contra el país.

El ex jugador de la NBA Dennis Rodman no pudo reprimir las lágrimas en una entrevista en directo en la que explicaba cuál había sido su labor de mediación entre Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Kim Jong Un, mandatario de Corea del Norte. No obstante, sigue sin estar claro qué rol jugará el escudo antinuclear estadounidense en el marco de la desnuclearización prometida por Kim Jong-un.

El propio Trump aseguró que Washington tiene "muy buenos datos de inteligencia (sobre el arsenal norcoreano), aunque reconoció que probablemente mucho menos que sobre cualquier otro país".

Sin embargo, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, calificó de "éxito" el resultado de la histórica cumbre celebrada en Singapur y agradeció a los protagonistas su "valor y determinación".

La declaración, bastante vaga, se remite a negociaciones ulteriores para su puesta en aplicación, que comenzarán a partir de la próxima semana y estarán dirigidas por el secretario de Estado, Mike Pompeo, figura clave en el diálogo entre Washington y Pyongyang.

El jefe de la diplomacia estadounidense mantendrá en Seúl un encuentro trilateral con sus homólogos de Japón, Taro Kono, y Corea del Sur, Kang Kyung-wha.

En Pyongyang, el autócrata norcoreano, Kim Jong Un, se despertó el miércoles con las entusiastas afirmaciones de los medios estatales de una reunión victoriosa con el presidente de EE.UU., fotos de él de pie junto a Trump en el escenario mundial llenaban los periódicos.