Muere bebé en Palestina por inhalar gas lacrimógeno durante enfrentamientos

Hamas y Yihad Islámica responsabilizan a Israel y EEUU de gran número de muertes en Gaza

Hamas y Yihad Islámica responsabilizan a Israel y EEUU de gran número de muertes en Gaza

Apenas la semana pasada, Maduro recibió al presidente palestino Mahmud Abbas, a quien reiteró el apoyo del gobierno bolivariano a la causa palestina.

Incluso en Washington, los mismos ciudadanos estadounidenses, marcharon en rechazo a la apertura de la embajada en Jerusalén, además de repudiar la masacre que está aconteciendo en la Franja de Gaza.

Para demostrarlo, el presidente de esta potencia, Donald Trump, envió nada menos que a su hija para abrir la embajada de su país en la ciudad de Jerusalén, con lo que rompió un acuerdo mundial que establecía que las sedes diplomáticas se mantengan en Tel Aviv mientras duraban los diálogos de paz. La Oficina de Derechos Humanos de la ONU condenó el hecho.

El primer ministro Benjamín Netanyahu ha explicado que las acciones del ejército de Israel "impidieron una violación de las fronteras de Israel".

"Ante esto, los palestinos reafirmamos que la inauguración de la Embajada de Estados Unidos en el Jerusalén ocupado no altera el estatus legal de la ciudad, ni legitima su anexión ilegal por parte de Israel", sostuvo.

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró este martes una reunión urgente sobre la violencia en Gaza, con Kuwait preparando un proyecto de resolución para proteger a los civiles palestinos y Estados Unidos defendiendo la "moderación" de Israel.

"Hamás está disfrazando acciones terroristas, la intención de penetrar en territorio israelí, de manifestaciones pacíficas a las que lleva mujeres y niños y coloca en primera fila", denunció el militar, que insistió en que han pedido a los habitantes de Gaza que no se acerquen a la valla a la que les empuja Hamás.

A esta cifra se le suma el deceso de un bebé que inhaló gas lacrimógeno.

52 muertos y más de mil heridos fue el saldo que dejó la represión del ejército israelí contra los palestinos que protestaron por el traslado de la embajada norteamericana en Jerusalén.

Asimismo, sostuvo que el ejército no apuntó a matar a los palestinos sino que se trató de un intento de disuasión.

Este medio asegura que decenas de palestinos se han empezado a congregar frente al puesto fronterizo de Karni para volver a manifestarse hoy, aunque las protestas previstas para esta jornada fueron suspendidas en señal de luto por los fallecidos ayer.