Barril de petróleo Brent sube y se acerca a 80 dólares

Benjamín Netanyahu el primer ministro de Israel

Benjamín Netanyahu el primer ministro de Israel

"Goldman Sachs Group Inc. predice que el Brent subirá a 82,50 dólares el barril en los próximos meses, y dice que hay una probabilidad de que los precios superen ese nivel, pero estima que el petróleo volverá a caer en 2019", señala el sitio colombiano Portafolio. Expertos coincidieron en que el principal factor que impulsó las cotizaciones del crudo en ambos mercados de referencia, lo constituyó el anunció de la a Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de un aumento del 1,7 por ciento de la demanda del combustible, respecto a los niveles de 2017. En tanto, el West Texas Intermediate (WTI) caía 35 centavos de dólar (0.50 por ciento) y cotizaba en 70.35 dólares por barril.

La OPEP elevó hasta los 98.85 millones de barriles diarios (mbd) su estimación sobre la demanda mundial de crudo para este año y pronosticó que los factores 'geopolíticos' seguirán 'impactando' en la oferta de esa materia prima.

Los analistas también advierten de que 'las preocupaciones potencialmente disruptivas han aumentado', lo que podría afectar al suministro mundial de petróleo cuando el barril de oro negro está en precios máximos desde fines de 2014.

Los cálculos de esta sólida demanda están basados en las buenas perspectivas de la economía mundial, con un crecimiento que la OPEP prevé será del 3,8% este año, refieren los analistas de la organización del informe de mayo con datos de abril.

En el seno de la OPEP, Venezuela, que había sido el tercer mayor productor del grupo, ha quedado relegado por cinco socios y ocupa ahora tan solo el séptimo lugar.

Aún cuando Arabia Saudí y Argelia aumentaron los niveles de extracción durante el mes pasado, los recortes productivos experimentados por Venezuela, Gabón y Nigeria compensaron de manera parcial el incremento, refirió AVN.

Los precios alcanzados la semana pasada ocurrieron ante la resistencia en Europa y Asia a las sanciones de Estados Unidos contra Irán, un importante exportador de crudo, en momentos en que un aumento de las perforaciones en Estados Unidos apunta a una mayor producción en América del Norte.