Carlos Enrique Areiza, testigo contra Uribe, fue asesinado en Medellín

Carlos Enrique Areiza

Carlos Enrique Areiza

El hombre de 37 años, había brindado información clave a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, por lo que se ordenó redoblar las medidas de seguridad para él y para sus familiares.

El hombre había retornado a la libertad en el mes de febrero y era el principal testigo en el caso que decidió abrir la Corte Suprema de Justicia contra el senador Álvaro Uribe, por presuntamente declarar falsas acusaciones contra el senador Iván Cepeda.

Estuvo vinculado en el caso del exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, y además hacía parte del pleito entre Álvaro Uribe Vélez e Iván Cepeda.

No obstante, lograron comprobar que la carta era falsa y Arieza negó que Cepeda le hubiese hecho tales ofrecimientos.

Según el general Óscar Gómez, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, Areiza Arango "tenía múltiples antecedentes por fraude procesal en el 2010, por extorsión agravada, por falso testimonio, y había sido condenado por estos delitos; también por abuso de confianza, extorsión, hurto, estafa y lesiones personales".

Sin embargo, un año más tarde confesó que había ofrecido falso testimonio a cambio de recompensa y tuvo que pedir perdón al exgobernador y su familia.