Lula da Silva y Pepe Mujica se reunieron en frontera brasileña

Lula da Silva y Pepe Mujica se reunieron en frontera brasileña

Lula da Silva y Pepe Mujica se reunieron en frontera brasileña

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, visitó este lunes el estado de Rio Grande do Norte, en el marco de la caravana "Lula por Brasil" que contempla la visita a nueve estados del noreste brasileño, la región más pobre del país, y de la que es oriundo el exmandatario.

En el acto junto a Mujica, el exmandatario brasileño promovió su precandidatura para las elecciones presidenciales y defendió su inocencia.

En su discurso Rafael Correa definió a su sucesor, Lenin Moreno, como el Michel Temer de Ecuador.

Lula dijo ayer estar "tranquilo, con la tranquilidad de los inocentes", horas antes de que su abogado se reuniera con la presidenta del Supremo Tribunal Federal, Carmen Lucia Antunes, para tratar un habeas corpus, que es su última carta para evitar ir a prisión. Estoy aquí en la frontera, podría dar un pequeño salto en Uruguay, pero no lo haré. ¿Sabes por qué?

Los estudiantes, campesinos, mujeres, indígenas y más acompañan a Lula en su caravana por Brasil para agradecer por sus logros sociales y además para rechazar la persecución judicial de la que es víctima.

Sentado a su lado, pero ya en territorio uruguayo, le escuchaba sereno Mujica, intercalando los largos sorbos al mate con sus intervenciones a preguntas de Lula, quien le calificó de fuente de inspiración. "Están las huellas del gobierno estadounidense en todo este proceso mentiroso que está ocurriendo en Brasil", aseguró enérgico el exlíder sindical de 72 años.

La corte lo halló culpable de haber recibido un apartamento de lujo en un balneario paulista a cambio de favorecer contratos de la constructora OAS en Petrobras.

Pese a las acusaciones sobre Lula, sus seguidores continúan respaldándolo.

Lula, quien lidera todas las encuestas de intención de voto de cara a las elecciones presidenciales de octubre, fue condenado en segunda instancia a 12 años de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero. ¡Hay que hacer partido!

"Banda de idiotas, no les sirve de nada perseguirme e impedirme de ser candidato porque no tienen que tener miedo de Lula sino del pueblo que quiere luchar por la democracia", afirmó.

Lula prepara para la semana próxima una caravana por el sur de Brasil que finalizará en Curitiba, capital del estado de Paraná donde se presume que debe cumplir su condena, a cargo del juez de primera instancia Sérgio Moro.

Entre el 26 de marzo -cuando Lula visite Foz do Iguaçu- y el 28, el Tribunal Regional Federal 4º (TRF-4) de Porto Alegre, que confirmó su culpabilidad y amplió su pena, divulgará los fundamentos de su fallo, procedimiento que precederá a su detención en caso de que sus últimos recursos sean rechazados.