Manta será sede del Congreso Extraordinario de fútbol

El presidente de Emelec Nassib Neme encabeza el pedido de que la FEF convoque a un Congreso Extraordinario para que los clubes vuelvan a tener posesión de los derechos de televisión

El presidente de Emelec Nassib Neme encabeza el pedido de que la FEF convoque a un Congreso Extraordinario para que los clubes vuelvan a tener posesión de los derechos de televisión

Esta mañana también se convocó a un Congreso Extraordinario del Fútbol, para el próximo martes 20 de marzo en Manta, el cual buscará devolver el manejo de los derechos de televisión del campeonato nacional a los clubes.

En la solicitud enviada por los clubes al presidente de la FEF, Carlos Villacís, entre otros temas que pretenden tratar en el Congreso Extraordinario de Fútbol, consta el pedido de devolución de los derechos de televisión.

La Federación Ecuatoriana había efectuado un nuevo concurso para vender los derechos de televisión del torneo local, tras una disposición de la justicia ecuatoriana que declaró nulo el contrato del año pasado con la empresa uruguaya GolTV.

En medio de este escenario, el presidente de Emelec, Nassib Neme, dijo que los clubes han solicitado a la FEF la realización de un Congreso Extraordinario con el fin de que sean estos los que recuperen los derechos del Campeonato.

Los clubes fueron los dueños de los derechos de transmisión por televisión del torneo hasta que la anterior administración de la FEF, que presidió Luis Chiriboga, asumió el control, venta y repartición entre los clubes del dinero que generaba la venta de dichos derechos.

En dos días, los dirigentes del fútbol ecuatoriano mantuvieron una reunión de seis horas.

El representante de la Defensoría del Pueblo, Franklin Zambrano, informó que, por encargo judicial, él estuvo presente en la apertura del sobre solo para observar que se cumpla lo que el juez ordenó, pero no quizo calificar si la FEF acató o no la sentencia y la modulación de las bases del concurso que ordenó.

DirecTV no habría cumplido con la entrega de una declaración juramentada y con sello de una notaria de la revisión de las condiciones de anticorrupción, antilavado de activos y antisoborno ni la declaración juramentada en la que conste la aceptación de las bases del concurso y del contrato.