La UE promete su solidaridad a Londres por el caso Skripal

U.S. Secretary of State Rex Tillerson holds a news conference with Djibouti's Foreign Minister Mahamoud Ali Youssouf at the Presidential Palace in Djibouti

U.S. Secretary of State Rex Tillerson holds a news conference with Djibouti's Foreign Minister Mahamoud Ali Youssouf at the Presidential Palace in Djibouti

Sanders se pronunció así después de que la primera ministra británica, Theresa May, asegurara que su Gobierno considera altamente probable que Moscú esté detrás del envenenamiento de Skripal, y advirtiera que lo interpretará como un ataque directo contra el Reino Unido si confirma sus sospechas. Se sabe que Londres estudia actualmente un "amplio espectro" de posibilidades que incluye desde la expulsión de diplomáticos rusos acreditados en Gran Bretaña y espías presentes en el Reino Unido hasta represalias económicas, así como la posibilidad de cancelar las visas y congelar los activos de los oligarcas vinculados con el Kremlin.

El Kremlin ha rechazado las acusaciones de estar detrás de todo.

Se cree que Skripal continuaba trabajando para el MI6 británico, dando clases sobre cómo actuaban los servicios de inteligencia rusos en las actuales circunstancias de guerra híbrida y en el training de agentes.

El exespía Sergei Skripal, de 66 años y su hija Yulia de 33 fueron envenenados con una sustancia química que destruye el sistema nervioso conocida como "Novichok".

Anteriormente, la BBC le preguntó al presidente ruso Vladimir Putin sobre el caso. El envenenamiento de Sergei Skripal, perpetrado en la pizzería Zizzi de Salisbury donde el ex espía almorzó con su hija, también resultó afectado el primer policía que intervino para socorrerlos, que debió ser hospitalizado en estado crítico.

El caso recuerda al de Alexander Litvinenko, el exespía ruso envenenado con polonio radiactivo en 2006 en un céntrico hotel de Londres. Fue liberado en 2010 dentro de un canje de espías y se había instalado en la ciudad de Salisbury.

"Esas declaraciones de algunos diputados, así como los reportes mediáticos, que citan a fuentes del Gobierno, sobre un posible uso de 'potencial cibernético ofensivo' causan grave preocupación; a juzgar por las declaraciones de la primera ministra Theresa May, esa decisión puede tomarse ya mañana (miércoles) en el Consejo de Seguridad Nacional, pedimos a Gran Bretaña que vuelva a sopesar las consecuencias de semejante decisión irresponsable", dice un comunicado de la Embajada rusa, al que tuvo acceso Sputnik.

Tras una semana diciendo que no existía peligro para el público, las autoridades pidieron a cerca de 500 clientes que estuvieron en el pub y el restaurante en los que Skripal y su hija tomaron algo y comieron antes de caer enfermos, lavaran la ropa usada aquel día porque se habían encontrado huellas de contaminación.

"Esto es un espectáculo circense en el Parlamento británico. Las conclusiones son claras: una nueva campaña de propaganda informativa basada en provocaciones", declaró Maria Zajarova, la portavoz de la Cancillería rusa.

Horas antes el presidente ruso, Vladimir Putin, había instado a GB esclarecer qué es lo que pasó con Skripal antes de hacer conjeturas.