Las espadas de Carrió le contestaron a Garavano

Interna en Cambiemos Garavano desafió a Carrió a pedir su juicio político

Interna en Cambiemos Garavano desafió a Carrió a pedir su juicio político

"Ella puede pedirme un juicio político, cualquiera puede pedirme un juicio político, no es algo que me preocupe demasiado; de hecho, estoy tranquilo", contestó el funcionario de la administración Macri en declaraciones radiales.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó ayer que hizo "lo que correspondía jurídicamente hacer", consultado sobre la decisión de desistir de la acusación por encubrimiento contra los fiscales de la causa AMIA, Eamon Müllen y José Barbaccia, medida que fue cuestionada por la diputada Elisa Carrió. La diputada además dispuso que Mariana Stillman, una abogada de su confianza, renuncie a la Unidad que investiga el atentado contra la mutual judía.

"Es un problema de la doctora Carrió".

Zuvic compartió en su perfil de la red social Twitter un artículo donde Garavano desafía a Carrió y le dice que puede pedir su "juicio político". "Cualquiera puede pedirlo cuando quiera". Ante esto, la diputada escribió: "Sus deseos son órdenes". "Frente al planteamiento, el Gobierno decidió que los abogados que habían intervenido en el juicio, en la audiencia oral, eran los que tenían que llevar adelante los alegatos", agregó el funcionario.

Según reveló el portal La Política Online, por la decisión que avaló Garavano, Carrió comenzó a generar consenso con los radicales para desplazar al ministro.

"Lo que hicimos fue establecer que el abogado que debía alegar era el del caso, el que estaba interviniendo en la audiencia, con las posiciones que son diversas a las de las querellas".

La semana pasada el espacio de Carrió cuestionó que el ministro de Justicia dispusiera "que se presentara a alegar en el juicio el abogado José Console, integrante del Tribunal de Disciplina del Club Atlético Boca Juniors", institución que preside Daniel Angelici, habitual blanco de los dardos de la diputada oficialista.

En la audiencia que tuvo lugar el 1º de febrero, Console solicitó la absolución de Müllen y Barbaccia.