FOTOS: La lluvia alivia una peligrosa sequía en Ciudad del Cabo

FOTOS: La lluvia alivia una peligrosa sequía en Ciudad del Cabo

FOTOS: La lluvia alivia una peligrosa sequía en Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo en Sudáfrica podría estar a días de convertirse en la primera gran ciudad del mundo moderno en quedarse sin agua potable, pero hay 3 ciudades en nuestro continente que podrían correr la misma suerte.

Esta decisión, publicada en el diario oficial, fue tomada tras una "reevaluación de la gravedad de la sequía actual".

Bajo su autoridad, todas las instituciones del Estado tienen órdenes de poner en marcha "planes de urgencia, ayuda inmediata y las medidas de construcción" necesarias, según el texto del decreto firmado por el jefe del Centro de gestión de situaciones de urgencia, Mmaphaka Tau. De acuerdo con la revista Time, esta metrópolis es relativamente próspera con una población de 4 millones de habitantes y caracterizada por ser un destino turístico que aporta el 9.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) sudafricano, repleto de propiedades multimillonarias, museos y restaurantes de lujo; sin embargo, los pronósticos actuales muestran que el abasto de agua de Ciudad del Cabo durará solo algunos meses antes de secarse completamente.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, sólo en una ducha de cinco minutos se gastan unos 100 litros de agua.

"También sé que para muchos residentes en bloques de apartamentos o áreas elevadas ya ha habido significativas interrupciones como resultado de la los esfuerzos de reducción de la presión (del agua) de la ciudad".

Según los expertos, es una situación sin precedentes, lo que ha despertado teorías sobre su relación con el cambio climático. En lo que se refiere a las cuestiones políticas, si bien Ciudad del Cabo ha sido reconocida a nivel internacional por la administración de sus recursos hídricos, hubo falta de preparación para mitigar esta crisis, en este sentido, las autoridades cometieron un error clave al no considerar dentro de la planeación los impactos del cambio climático al dar por hecho que las precipitaciones se mantendrían constantes.