CIA, FBI y NSA desaconsejan usar teléfonos Huawei o ZTE

CIA, FBI y NSA desaconsejan usar teléfonos Huawei o ZTE

CIA, FBI y NSA desaconsejan usar teléfonos Huawei o ZTE

Los directores en conjunto expresaron al Comité de Inteligencia del Senado que no recomendarán a los ciudadanos norteamericanos usar productos y servicios de fabricante de smartphones Huawei.

La guerra del gobierno de Estados Unidos con los móviles chinos continúa, y ahora han sido declaraciones del FBI, CIA y NSA las que han calentado la situación más aún. "Y proporciona la capacidad de realizar espionaje no detectado ". Ya prohibieron a la marca participar de una licitación para los contratos del gobierno de EE. UU. en 2014, y ahora está causando problemas para el avance de la compañía en los productos electrónicos de consumo.

Eso proporciona la capacidad de ejercer presión o control sobre nuestra infraestructura de telecomunicaciones.

Esta situación fue abordada durante la última versión de la CES en Las Vegas, cuando el CEO de Huawei, Richard Yu, lamentó que no se lograra llegar con el dispositivo, asegurando que fue "una gran pérdida" para la compañía, pero una aún mayor para los consumidores. Por ahora, la compañía está vendiendo una versión desbloqueada de su buque insignia Mate 10 Pro a través de Amazon, Best Buy y otros revendedores. UU., pero este esfuerzo parece haber empujado a la empresa a tomar medidas desesperadas, incluso lograr que los usuarios escriban críticas falsas para el teléfono.

Los legisladores están considerando una propuesta que prohibiría a los empleados del gobierno utilizar teléfonos Huawei y ZTE.

Lo cierto es que aunque Huawei ha atraído todos los focos por su rivalidad con Apple, las tecnológicas chinas como ZTE o China Mobile, que apostarán por montar redes 5G en el país, suponen "un desafío que creo que solo va a aumentar, no a disminuir con el tiempo para nosotros".

En respuesta a estos comentarios, un vocero de Huawei dijo a CNBC: "Huawei conoce una serie de actividades del gobierno de los EE. Huawei cuenta con la confianza de gobiernos y clientes en 170 países y no presenta mayor riesgo de ciberseguridad que cualquier otro proveedor, poniendo en conocimiento las cadenas de suministro globales comunes y las capacidades de producción".