Kim Jong Un invita al presidente de Corea del Sur a Pyongyang

La ONU retira temporalmente las sanciones contra un alto cargo norcoreano

La ONU retira temporalmente las sanciones contra un alto cargo norcoreano

Oralmente le transmitió también la invitación de Kim Jong Un de "visitar el Norte cuando más le convenga".

El 10 de febrero de 2018, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, recibe una misiva del líder norcoreano, Kim Jong-un, transmitida por la hermana de este, Kim Yo-jong, en la oficina presidencial Cheong Wa Dae, en el centro de la capital surcoreana, Seúl. La primera dama surcoreana, Kim Jong-suk, también acompañará al presidente Moon.

El vicepresidente estadounidense hizo estas declaraciones a los medios tras reunirse con un grupo de desertores norcoreanos y visitar el monumento que conmemora el hundimiento del buque Cheonan, que causó 46 muertos en marzo de 2010 y que Corea del Sur atribuye al Norte.

Moon recibió en el palacio presidencia al nonagenario Kim Yong Nam, que técnicamente es el funcionario norcoreano de más alto rango en visitar Corea del Sur, y a la representante estrella de Pyongyang, Kim Yo Jong.

Esta "distensión" espectacular al calor de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang se produce tras dos años de tensiones extremas en la región.

Moon no aceptó de inmediato la invitación, pidió más bien que se crearan "las buenas condiciones" y exhortó al Norte a buscar de forma más activa el diálogo con Washington.

En este contexto, Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump se lanzaron en una carrera de insultos y de amenazas apocalípticas.

"Es absolutamente necesario que el Norte y Estados Unidos inicien conversaciones rápidamente", dijo el presidente surcoreano, citado por su portavoz.

Algunos analistas han sugerido que Corea del Norte -que exhibió sus misiles balísticos intercontinentales (ICBM) el jueves, en un desfile militar- busca con su participación en los "Juegos de la Paz" obtener un ablandamiento de las sanciones contra el régimen y hundir además una cuña en la relación entre Seúl y Washington. Desde octubre integra el poderoso politburó del partido único en el poder en Corea del Norte.

"Estados Unidos no permitirá que la farsa que constituye la propaganda norcoreana siga sin respuesta en el escenario internacional", escribió Pence este sábado en Twitter.