Denunciantes exigen condiciones para participar de la investigación — Caso maristas


Denunciantes exigen condiciones para participar de la investigación — Caso maristas

Hoy comienzan a declarar los denunciantes de abusos sexuales de hermanos maristas

Hoy comienzan a declarar los denunciantes de abusos sexuales de hermanos maristas

El salesiano David Albornoz, instructor de la investigación previa por las denuncias contra la congregación Marista por supuestos abusos al interior de los colegios del grupo, comienza hoy la ronda de entrevistas con quienes realizaron las acusaciones. Jaime Concha Meneses, Gonzalo Dezerega Bustamante, Eneas Espinoza Gallardo, Isaac Givovich Contador y Eduardo Rozas, concurrieron bajo ciertas condiciones que dieron a conocer en una declaración pública.

Junto a Givovich, otros cuatro denunciantes testificaron ante Albornoz sobre los abusos, y esperan que una vez concluida la investigación, la Congregación de los Maristas expulse a los responsables y que sean puestos a disposición de la justicia chilena.

Señalaron que "somos exalumnos maristas de distintas generaciones, algunos de nosotros no nos conocíamos hasta hace unos meses y hoy nos une el dolor".

"Al contar públicamente el delito que sufrimos siendo niños buscamos que tanto la comunidad marista como la Iglesia Católica puedan asumir la responsabilidad, que no todos quieren ver, sanar las profundas heridas que han dejado sus acciones y omisiones", afirman.

Manifestaciones en la venida al Papa
Publimetro Chile

Murillo agregó que "el proceso principal de Isaac, que está llevando para buscar justicia será en los tribunales criminales chilenos, el proceso canónico es paralelo, y no representa todas las garantías procesales, éticas ni de transparencia". "Es por eso que además de las acciones legales ya iniciadas en la justicia ordinaria, hoy entregamos nuestro testimonio ante el investigador canónico", explicaron los afectados.

Es por ello que "nosotros asistimos a estos encuentros acompañados de nuestros abogados y, para asegurarnos de que se están respetando nuestros derechos humanos, exigimos (...) que se levante acta con nuestras declaraciones, firmadas por todos y con copia para cada uno de nosotros".

Que esta investigación derive en la expulsión inmediata de la Congregación a todos quienes abusaron sexualmente de los niños que estaban a su cuidado en los colegios maristas de Chile. Murillo es una de las víctimas del conocido sacerdote chileno Fernando Karadima, la cara más visible de los abusos sexuales en la Iglesia católica en ese país.