Inicia segunda fase de cuarta ronda del diálogo Venezuela en RD

Jorge Rodríguez: La jugada en varios tableros de la derecha ha dificultado el diálogo

Jorge Rodríguez: La jugada en varios tableros de la derecha ha dificultado el diálogo

El Gobierno y la oposición venezolana prosiguen hoy las conversaciones que iniciaron este jueves en Santo Domingo en busca de un acuerdo para intentar solucionar la crisis que vive el país caribeño.

Tras doce horas de intensas negociaciones el viernes y ante la falta de un acuerdo, ambas partes decidieron extender a hoy las conversaciones "en procura de una salida estable, pacífica y democrática", según anunció a medianoche el canciller dominicano, Miguel Vargas, quien calificó la jornada de "exitosa y productiva".

El negociador de la oposición en el proceso de diálogo político con el Gobierno, Luis Florido, dijo hoy que el oficialismo ha mostrado "mala fe" en las conversaciones que arrancaron el pasado 1 de diciembre y que se espera que arrojen los primeros acuerdos mañana.

A su llegada hoy a la sede de la Cancillería dominicana, donde se celebran las reuniones en medio de un gran hermetismo, ni los representantes del Gobierno ni de la oposición ofrecieron declaraciones a la prensa.

En el diálogo participan también Andreas Newsam, por San Vicente y las Granadinas; Fernando Huanacuni, el canciller Bolivia, Denise Moncada, canciller Nicaragua; También los cancilleres de Bolivia, Fernando Huancane y Nicaragua, Denis Moncada. Representantes del Gobierno nacional como la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez y el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, asistieron desde horas de la mañana.

Por Chile participa Gabriel Gaspar, embajador en misión especial, y por México, Luis Alfonso de Alba, viceministro de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe.

Los otros puntos principales para la oposición son la apertura de un canal humanitario que permita el envío de medicinas y alimentos, la liberación de los encarcelados que consideran "presos políticos" y la restitución de unos poderes constitucionales de los que fue despojado el Parlamento.

Por su parte, el oficialismo pide el reconocimiento de la Asamblea Constituyente, un órgano plenipotenciario formado solo por chavistas, y la retirada de las sanciones económicas internacionales en contra del Gobierno.