En riesgo libertad de prensa por decisión de la Corte Suprema: AMI

Colprensa  VANGUARDIA LIBERAL

Colprensa VANGUARDIA LIBERAL

Ese medio de comunicación masivo acudió entonces a la Corte Suprema de Justicia para interponer una tutela contra el juez e invocó su Derecho al secreto profesional y a la reserva de la fuente, protegidos por la Constitución, así como su Derecho a la libertad de expresión, sin embargo, el 7 de diciembre y con ponencia del magistrado Luis Armando Tolosa Villabona, el alto Tribunal le negó la razón.

Publicaciones Semana fue demandada en un proceso de responsabilidad contractual. En primera instancia el juzgado 25 del Circuito de Bogotá la negó, pero en segunda instancia el Tribunal Superior de Bogotá la admitió.

La orden judicial fue emitida por el Tribunal dentro de una demanda por una supuesta responsabilidad civil extracontractual frente a un particular mencionado en una nota periodística publicada en la revista Dinero.

Pese a estos argumentos, la Corte Suprema de Justicia apoyó al Tribunal, aún cuando el medio dijo que podría exhibir los documentos, pero sin mostrar destinatarios, remitentes, ni datos que permitan establecer de dónde provino la información. Ordenó ese Tribunal "la exhibición solicitada por el actor, respecto de los documentos, correos electrónicos, comunicaciones y soportes de la publicación realizada objeto de reproche".

Tras conocerse este fallo judicial, la Asociación Colombiana de Medios de Información afirmó que, al no ampararse el derecho a la reserva de la fuente y al secreto profesional, se somete al periodismo colombiano a la revelación de fuentes y soportes, creando así "un antecedente nefasto e imperdonable".

Tanto Publicaciones Semana como la AMI presentaron una acción de tutela "calificando de imperiosa la intervención de la Corte Suprema para proteger el interés jurídico en cuestión".

Le recordamos que para la Corte Constitucional Colombiana, la consecuencia de la naturaleza prevalente de la libertad de prensa y el derecho a la información, se origina en una protección que tiene varias presunciones constitucionales: la de cobertura de toda expresión por el ámbito de protección constitucional, la sospecha de inconstitucionalidad de toda limitación de la libertad de expresión, la presunción de primacía de la libertad de expresión sobre otros derechos, valores o intereses constitucionales con los cuales pueda llegar a entrar en conflicto y la presunción de que los controles al contenido de las expresiones constituyen censura.

Así mismo, también aseguró que a ningún medio se le pude exigir que muestre los nombres de sus fuentes, ya que esto viola el secreto profesional y la reserva de la fuente, el cual es fundamental para el ejercicio del periodismo.

El muy infortunado precedente que estaría sentando esta jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia no puede hacer carrera en Colombia.