La oposición de Venezuela gana un prestigioso premio de la UE

Mundo- Diciembre 13 de 2017 9:11

Mundo- Diciembre 13 de 2017 9:11

Los europarlamentarios de la izquierda radical llamaron al boicot de la ceremonia de entrega, al criticar la concesión de "este premio a la parte más violenta de la oposición venezolana", en palabras en octubre de la eurodiputada española Marina Albiol.

El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, recogió este miércoles el premio Sájarov de la libertad de conciencia pidiendo a la Eurocámara el envío de una misión para la próxima elección presidencial para que sean "unas elecciones libres". "Esta situación no puede seguir así", agregó el político conservador italiano urgiendo a que "el país regrese a la democracia, a la dignidad y a la libetad".

El Premio Sájarov fue creado 1988 en memoria del disidente político ruso Andrei Sájarov y se concede anualmente a personas que aportaron una contribución excepcional a la lucha para los derechos humanos en el mundo.

La oposición de Venezuela ganó las elecciones de la Asamblea Nacional en 2015, pero la legislatura ha sido dejada de lado por los veredictos de la corte suprema progubernamental y las polémicas elecciones de este año de un súper cuerpo de la Asamblea Constituyente pro Maduro.

Lilian Tintori, esposa del opositor preso Leopoldo López, agradeció ayer al Parlamento Europeo por haber otorgado a la oposición democrática de Venezuela el premio Sájarov y dijo que este reconocimiento impulsa a los familiares de los "presos políticos" a continuar en la defensa de los derechos humanos.

El partido español considera que Venezuela experimenta una "progresiva normalización democrática" y se encuentra "inmerso en un proceso de diálogo limpio" luego de los dos comicios celebrados en el país en el último trimestre "en total ausencia de violencia".

La oposición sucede a las yazidíes Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar, supervivientes de las atrocidades del grupo yihadista Estado Islámico, y son los quintos latinoamericanos en conseguirlo tras disidentes cubanos en tres ocasiones y las Madres de la Plaza de Mayo.

La guatemalteca Aura Lolita Chávez Ixcaquic, símbolo de la lucha de los pueblos indígenas, y el periodista Dawit Isaak, encarcelado en Eritrea, optaban también a este galardón dotado con 50 mil euros (58 mil 800 dólares), a propuesta de Verdes y socialdemócratas, respectivamente.