El político acusado de acoso sexual por cinco mujeres — Roy Moore

Peligra victoria al Senado de republicano acusado de abusar de niña de 14 años | La Crónica de Hoy

Peligra victoria al Senado de republicano acusado de abusar de niña de 14 años | La Crónica de Hoy

En una rueda de prensa en Nueva York, la empresaria Beverly Young Nelson acusó a Moore de haberla acosado sexualmente en 1978, cuando era una mesera de 16 años y él, entonces con el doble de edad, se desempeñaba como fiscal del distrito. Resulta que una noche de 1977, Beberly laboraba en un bar frecuentado por Moore, quien se ofreció llevarla a su casa y en el mismo auto abusó de ella, manoseando sus pechos y sacándole los pantalones.

Tras un forcejeo, Moore dejó marchar a la joven y, según su testimonio, le advirtió de que nadie le creería si se atrevía a explicárselo a alguien, ya que él era el fiscal del distrito y ella sólo una "niña". Al día siguiente, Nelson dejó su trabajo en el bar y no volvió a ver nunca más a Moore. Solo años después explicó el incidente a sus más íntimos: su hermana, su madre y su actual esposo. La presunta víctima mostró su anuario de 1977 donde Moore le escribió una dedicatoria.

Los cinco testimonios contra el candidato republicano, evangelista de 70 años, son de mujeres que tenían entre 14 y 18 años cuando fueron presuntamente acosadas. Una de ellas afirma haber sido violada por el candidato.

Moore dijo a sus partidarios políticos el domingo que el informe del Washington Post la semana pasada era "noticia falsa" y "un intento desesperado por detener mi campaña política".

El candidato republicano al Senado de Estados Unidos por Alabama, Roy Moore, enfrenta una nueva acusación de abuso sexual a menores, la quinta, después de que una mujer denunciase hoy que el político la acosó cuando tenía 15 años y trabajaba como camarera.

McConnell admitió que, si Moore no retira su candidatura, los republicanos explorarán la posibilidad de pedir el voto para su contrincante en las primarias, el republicano Luther Strange, apoyado por la cúpula del partido.

"El presidente cree que, si estas acusaciones son ciertas, haría bien de retirarse" de la carrera electoral, aseguró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. Es más, Nelson reconoció que tanto ella como su marido son seguidores del presidente Donald Trump.