Se oponen a que Martinelli sea declarado en rebeldía

Pleno niega pedido de magistrado Díaz en caso Impregilo

Pleno niega pedido de magistrado Díaz en caso Impregilo

En esta audiencia se negó la detención de Martinelli, la prescripción del caso y la solicitud de sobreseimiento pedida por la defensa, pero Ayú Prado declaró al expresidente en rebeldía.

El abogado anunció al final de la audiencia que presentará una apelación a la negación de Ayú Prado sobre el plazo de prescripción.

El jurista insistió que hay una "oscuridad" en la justicia panameña, tanto así que cayó una cortina de la sala sobre la cabeza del fiscal de la causa y magistrado, Abel Zamorano, y entró la luz al recinto.

Entonces, los magistrados, que son nueve en total, deben reunirse y decidir si piden o no la extradición de Martinelli.

El magistrado de Garantías declaró en rebeldía a Martinelli por este caso, sin embargo, Sittón aclaró que será el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que tome la decisión sobre ordenar la detención de Martinelli para que pueda comparecer personalmente a la audiencia.

Sittón manifestó que esta audiencia era oral, sin embargo, Ayú Prado tenía escrito el fallo previamente.

Luis Eduardo Camacho, miembro de partido Cambio Democrático y vocero del expresidente Ricardo Martinelli, dijo que dar indulto presidencial no es un delito. No tiene vida jurídica. ¿Dónde puede estar el abuso de autoridad?, acotó el dirigente del colectivo de oposición.

Herrera expresó que el juez de Garantías del caso de los indultos, el magistrado y presidente de la Corte Suprema de Justicia (CJS), José Ayú Prado, "sabe que él (Martinelli) está preso en Miami", Estados Unidos.

"Es un hecho público y notorio" que Martinelli "está detenido" en una cárcel de Miami, argumentó, y opinó que el expresidente debió haber sido declarado en rebeldía por el caso de los indultos en mayo pasado, cuando estando libre no se presentó a la audiencia de imputación. "Ahorita mismo, de ser extraditado, él (Martinelli) va a responder por un caso", el de las supuestas escuchas a más de 150 personas, entre empresarios, políticos y periodistas, indicó el abogado.