Esto oyeron diplomáticos de EEUU en Cuba

"Suena como un estruendoso coro de grillos, pero no completamente". Parece como si ondulara, incluso que se contorsiona. "Algunos escuchan un sonido politonal mezclado con el rasgado de uñas contra una pizarra", relata la agencia en su publicación para Latinoamérica.

Expertos citados por la AP dice que las grabaciones no se consideran peligrosas para quien las escuche desde un dispositivo pequeño como una computadora o un teléfono celular y que el medio original que transmitió la señal que afectó a 22 diplomáticos estadounidenses sigue siendo un misterio. Cuba ha negado ser responsable de los ataques.

No obstante, AP afirma que las grabaciones no representan un avance significativo a la hora de dilucidar el origen de estos misteriosos eventos, y por lo pronto, según señala la agencia, ni la Marina ni el Departamento de Estado han respondido a las solicitudes de comentarios sobre esta posible evidencia.

Sin embargo, la AP ha examinado diversas grabaciones hechas bajo distintas circunstancias, y todas poseen ese zumbido agudo. "Individuos que escucharon los sonidos en La Habana confirman que las grabaciones son parecidas a lo que percibieron".

"Sí, ese es el sonido", expresó uno de ellos. La grabación divulgada por la agencia se ha optimizado digitalmente para aumentarle el volumen y disminuir el ruido de fondo. Luego habría un lapso de un segundo de silencio, o 13 segundos, o cuatro segundos, antes de que el sonido comenzara nuevamente de manera brusca.

No está claro si hay una relación directa entre el sonido y el daño físico sufrido por las víctimas. Según las autoridades estadounidenses, en general, los ataques causaron problemas auditivos, cognitivos, visuales, de equilibrio, de insomnio y otros.

"Un examen más minucioso de la grabación revela que no es un solo sonido, sino unas 20 frecuencias simultáneas". Ese fue el resultado de un análisis del espectro sónico, que mide la frecuencia y amplitud de una onda sonora.

"Para el oído, las frecuencias múltiples pueden sonar como las teclas disonantes en un piano que se golpea a la vez". Al ser traducido a un gráfico, aparece como una línea zigzagueante con varios picos y valles.

"Lo que nos está diciendo es que el sonido se encuentra entre aproximadamente 7,000 kHz y 8,000 kHz". Hay cerca de 20 picos, y parecen estar igualmente espaciados.