El juez Ercolini procesó a Alejandra Gils Carbó por administración fraudulenta

Procesaron a Alejandra Gils Carbó por la compra de un edificio para la Procuración

Procesaron a Alejandra Gils Carbó por la compra de un edificio para la Procuración

Cuando se conoció que Bellingi y Thill eran hermanos por parte de madre, la Procuradora lo suspendió y ordenó un sumario administrativo para determinar la responsabilidades del ex subdirector de la procuración en la trama de la venta del edificio.

Gils Carbó, quien se enroló con el krichnerismo y designó funcionarios leales que comparten su mirada sobre la Justicia, fue siempre un personaje incómodo para el Gobierno, que cree que lidera, con sus fiscales, una embestida con cataratas de denuncias contra funcionarios de Cambiemos.

En un comunicado, la primera candidata a diputada nacional por la Ciudad de Vamos Juntos dijo que "la vamos a sacar cumpliendo con la ley y la Constitución".

Por primera vez la Procuradora General de la Nación cuenta con un procesamiento por corrupción.

Julián Ercolini determinó que Alejandra Gils Carbó es considerada "coautora penalmente responsable del delito de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública".

Tras negar la maniobra por la que la funcionaria está acusada del delito de "administración fraudulenta", el estudio jurídico Arslanian calificó como un "delito imaginario" la acusación sobre Gils Carbó y aseguró que "no existió daño patrimonial" para el Estado en la compra de la propiedad donde funciona la Procuración.

"Como miembro de la comisión Bicameral de Seguimiento del Ministerio Público Fiscal pediré a la presidencia de la misma que solicite a la Justicia el auto de procesamiento, de manera urgente, para poder examinarlo". "Ella juró constituyendo una agrupación política y ha trabajado a los servicios de ésta desde su cargo”, acusó el legislador. Esto es grave, trasciende la barrera de las consideraciones políticas, su accionar está tipificado en el Código Penal", agregó.

Alejandro Fargosi, abogado cercano al Gobierno, fue más allá: "Por sus propios razonamientos en la Res MP2537/13 (contra José María Campagnoli), Gils Carbó debe ser suspendida y sometida a juicio político".