Gabinete iría a Asamblea Nacional del PRI

Peña Nieto califica de “histórica” la inversión para rehabilitación de escuelas

Peña Nieto califica de “histórica” la inversión para rehabilitación de escuelas

El actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade, podria presentarse en la Asamblea Nacional del PRI a celebrar este sábado.

Luego de más de 10 minutos de apapachos y fotos, el Presidente llegó al escenario donde se espera que dé un mensaje a todos los militantes.

De su asamblea, dijo, el PRI saldrá fuerte, unido, competitivo y con la confianza de ganar la preferencia de los mexicanos para conservar el gobierno en 2018. El presidente aprovechó su intervención para cargar contra López Obrador y la construcción de un frente opositor, sin citarlos expresamente.

Arropado por la cúpula partidista, Peña Nieto subrayó que la ventaja del PRI sobre los otros partidos es evidente, pues mientras asumen un mejor futuro para el país, hay quienes pretenden regresar al pasado.

Por eso no es casual que entre sus primeras y quizás más importantes resoluciones, anunciada ya en estos días, esté la de retirar la obligación de los 10 años de militancia para poder ser candidato de ese partido a la presidencia, permitiendo que un "ciudadano simpatizante" pueda ser postulado. "Nos abre a la sociedad", aseguró. Es decir, José Antonio Meade.

Por lo pronto, llamó la atención ayer la información difundida de manera extraoficial en el sentido de que el jefe del Ejecutivo, a quien en su partido le llaman el primer priísta de la nación, invitó a la asamblea a todos los integrantes de su gabinete, entre los que se encuentran otros que en diversos círculos se les ha mencionado como aspirantes o posibles candidatos a la Presidencia. Durante este sexenio ha sido también canciller y ha ocupado la cartera de Energía. "Que ningún militante más, jamás, le falle a la sociedad ni a su partido", dijo.

Había certidumbre de que ahora sí, los transas, los que traicionaron los principios y la ética del partido, serán castigados.

"Hemos realizado los cambios profundos, más profundos que el país haya logrado en décadas", puntualizó Peña Nieto. De hecho, los llamamientos a evitar fricciones fueron constantes.

1 Finalmente los priistas demostraron una vez más lo institucionales que pueden ser, sobre todo cuando están en el gobierno, y las mesas temáticas de la XXII Asamblea se llevaron con relativa calma, pero como advirtieron algunos, en el PRI el problema no son las explosiones, sino las implosiones. "Mató la fiesta del presidente", aseguraba uno de ellos. Durante este sexenio ha perdido cerca de cinco millones de votos y se ha quedado sin gobernaciones clave, como Veracruz o Nuevo León. Las elecciones del pasado 4 de agosto en el Estado de México, en el que nunca ha habido alternancia, así lo demuestran.

Según rescata Reuters, una comisión votó este miércoles a favor de permitir a simpatizantes del PRI competir por la candidatura presidencial, sin embargo, esta medida debe ser aprobada por un grupo más amplio el sábado.