Asesinaron a un policía en el estacionamiento de un hospital

Otro sangriento episodio de inseguridad en el territorio bonaerense

Otro sangriento episodio de inseguridad en el territorio bonaerense

El agresor quedó herido y fue detenido. Los asaltantes, venían de otro robo, en un local de venta de celulares, en donde hirieron a un comerciante de un balazo.

Según las fuentes, tras el robo se irradió un alerta para intentar detener a los delincuentes, que se movilizaban a bordo de un Renault Megane color azul. A los pocos minutos, un oficial subinspector, identificado como Aníbal Acosta (31), se acercó al centro asistencial en el que estaba el muchacho baleado para interiorizarse sobre su estado de salud.

El hecho ocurrió alrededor de las 12:40 del jueves en el playón de estacionamiento del Hospital Simplemente Evita.

En ese momento, efectivos policiales llegaron al estacionamiento y comenzó un tiroteo.

El policía quiso idetificar a los sospechosos, pero la pareja no respondió al pedido. En ese momento, el ladrón disparó dos veces contra Acosta, quien cayó gravemente herido al piso.

El hombre que disparó contra Acosta terminó herido en una pierna, por lo que fue detenido. En su poder, se secuestró una pistola 9 milímetros con la numeración limada.

Según declaraciones, el oficial fue ingresado de urgencia la hospital pero falleció pocas horas después tras las graves lesiones sufridas.

Con este crimen durante este año ya mataron a cuatro policías bonaerenses y éste fue el octavo asesinado de una fuerza de seguridad en la zona metropolitana.

El 14 de marzo el policía Rodrigo Ignacio Escobar (23) fue asesinado de un balazo en la cabeza por "motochorros" que intentaron robarle en la localidad bonaerense de José León Suárez, partido de San Martín.

En tanto que el oficial de la Policía Local de Quilmes José Zurita, de 27 años, fue asesinado el 9 de abril de cuatro tiros por la espalda cuando esperaba uniformado el colectivo en Ezpeleta.