LPGA prohíbe minifaldas y escotes

La LPGA asegura que la finalidad es que las jugadoras se muestren profesionales y reflejen una imagen positiva para el juego Creditos

La LPGA asegura que la finalidad es que las jugadoras se muestren profesionales y reflejen una imagen positiva para el juego Creditos

Las golfistas profesionales de Estados Unidos le han declarado la guerra a la LPGA (Ladies Professional Golf Association), el organismo que regula los torneos de élite en el país americano.

Así, no se permitirán los escotes; la longitud de la falda, short y pantalones cortos deberán ser lo suficientemente largos como para no ver su zona inferior (incluso si está cubierto por pantalones cortos) en cualquier momento, de pie o doblados. Y también prohíbe los vaqueros "con agujeros o cortes".

La LPGA quiere que con el código de vestimenta las jugadoras se presenten de una manera profesional para reflejar una imagen positiva para el juego, según Heather Daly-Donofrio, directora de comunicación.

Goetze-Ackerman explicó que se trata de un trabajo de LPGA Tour para notificar a sus patrocinadores de ropa de esta nueva política, y que "las multas por violar el código de vestimenta será de 1.000 dólares y se duplicará con cada ofensa".

Históricamente, el golf es un deporte en el que la participación de la mujer es cuestionada.

Hoy día, tanto la CEO de IBM como la exsecretaria Estadoestadounidense Condolezza Rice forman parte del reducido número de socios del Augusta National y tanto en Saint Andrews como en Turnberry y otros campos plagados de tradición se puede ver mujeres. Sin embargo, esta medida de la LPGA encaminada, según su directora, a profesionalizar su circuito, no hace sino devolver la polémica del machismo en el golf a la palestra.