Pasajeros protestan en Barcelona para evitar expulsión de inmigrante

Referencia Getty Images

Referencia Getty Images

Un grupo de pasajeros impidió que el avión en que viajaban rumbo a Dakar despegara para evitar que partiera sin un pasajero senegalés que había sido expulsado.

El vuelo tuvo un retraso de tres horas y finalmente salió con el senegalés y sin los seis sujetos reconocidos.

Según explicaron fuentes de la aerolínea Vueling y del grupo de pasajeros amotinados, el incidente ocurrió en un avión que tenía previsto despegar de Barcelona a las 16.30, en el que viajaba un senegalés esposado y escoltado por dos policías. El avión, de la aerolínea española Vueling, pudo salir hacia la capital de Senegal recién varias horas después, luego de que la Guardia Civil se hiciera presente en el aeropuerto.

El hombre estaba siendo obligado a regresar a su país de origen, después de haber intentado entrar en España pese a carecer de permisos de residencia o trabajo, aunque su situación irregular fue detectada en el aeropuerto y no se le llegó a permitir la entrada en territorio español. Los pasajeros se solidarizaron con él cuando empezó a gritar mientras entraba al avión, según explicó un portavoz de quienes iniciaron la protesta.

La Guardia Civil obligó el desembarco de todos los pasajeros de la aeronave para identificar a los protagonistas de la protesta, a quienes no les permitieron volver a subir al avión, según informó la agencia de noticias Efe.

El avión ha podido despegar unas horas más tarde rumbo a Dakar, con el inmigrante "sin papeles" a bordo, según lo previsto.