El campeón del mundo arrancó sufriendo — Copa Confederaciones

Camerún

Camerún

Pese a debutar en la Copa Confederaciones con un triunfo por 3-2 frente a Australia en Sochi, en la Selección de Alemania no quedaron del todo conformes con su desempeño, debido a que terminaron sufriendo en un partido que pudieron liquidarlo en el primer tiempo.

En la primera mitad del encuentro los dirigidos por Joachim Low abrieron la cuenta por intermedio Lars Stindl al minuto cinco, marcador que se mantuvo cerrado por 1-0 casi antes de ir al descanso cuando llegó la igualdad de los australianos. Por parte de los australianos los tantos fueron firmados por Rogic al 41 y Juric al 56.

Alemania marcó diferencias desde el comienzo en una acción de mucha de potencia, Brandt prácticamente alcanzó la línea de fondo y cedió el balón para el remate de Stindl, limpio y de primera, al fonde las redes. Tras tropezarse, el centrocampista fue capaz de sacarse un duro disparo (22).

Precisamente en una falta sobre él, la defensa alemana cometió un error y dejó solo a Trent Sainsbury, que incomprensiblemente remató fuera en el 37.

En una jugada aparentemente inofensiva, Tommy Rogic intentó un disparo desde los tres cuartos de campo que rebotó en la espalda de Shkodran Mustafi y le sirvió como pared para plantarse ante Bernd Leno y marcar.

Alemania reaccionó. Claro penal sobre Goretzka y el capitán del París Sant Germain, Julian Draxler, se encargó de definir. Brandt tocó para Kimmich, que vio la internada del mediapunta, certero al primer toque. Tras el cobro de un tiro libre, Leon escupió el balón y Juric definió un polémico gol que fue revisado mediante la tecnología VAR y validado por el árbitro.

"Es uno de los equipos más potentes del mundo".

"Será interesante ver cuál es nuestro nivel ante los chilenos", apuntó sobre el partido que se jugará el 22 de junio en el Kazán Arena.