Legislador estadounidense baleado está en estado 'crítico'

Agentes de policía estadounidenses acordona el área donde se produjo un tiroteo en la ciudad de Alexandria Virginia

Agentes de policía estadounidenses acordona el área donde se produjo un tiroteo en la ciudad de Alexandria Virginia

Un tiroteo registrado en un terreno deportivo frecuentado por legisladores del Congreso dejó varios heridos, entre ellos un legislador republicano de la cámara de Representantes, según indicó este miércoles la policía y los medios.

Scalise sufrió heridas serias y hoy por la tarde seguía en estado crítico, informó el hospital MedStar Washington Hospital Center.

Bajo lo que testigos denominaron como una lluvia de balas, el tirador identificado como James Hodgkinson, inspector de viviendas y de 66 años, habría ingresado ayer a un parque público durante la práctica matutina de los legisladores rumbo al Juego Anual del Capitolio, pero terminó abatido.

El hombre, que en las redes sociales había aireado su descontento con los republicanos y con el presidente de EE.UU., Donald Trump, y que falleció tiroteado por las fuerzas de seguridad, la emprendió a tiros con los asistentes al entrenamiento, alcanzando a Scalise en la cadera.

"Los corazones de los estadounidenses envían su amor a la familia del congresista", remarcó. El presidente describió a Scalise como amigo, patriota y luchador y pidió la unidad del país. Asimismo, subraya que "es hora de destruir a Trump y compañía", y expresa su respaldo por el exaspirante a la candidatura presidencial demócrata de 2016, Bernie Sanders. Uno de ellos señala que "Trump es un traidor".

"Podemos tener nuestras diferencias, pero hacemos bien al recordar en momentos como este que quien sirva en la capital de nuestra nación está aquí porque, por encima de todo, ama a Estados Unidos".

Hodgkinson llegó a Washington hace unas semanas para protestar contra la Presidencia de Trump.

El tiroteo se produjo, según las informaciones preliminares, durante una práctica de béisbol de miembros del Partido Republicano.

"He sido informado que el tirador (...) es alguien que aparentemente fue voluntario en mi campaña electoral".

"Estoy asqueado por esta acción despreciable", dijo Sanders en una declaración en el Senado.

El FBI, que se ha hecho cargo de la investigación, asegura que todavía es "muy pronto" para saber si el ataque tuvo motivación política y si iba dirigido específicamente contra los congresistas que participaban en ese entrenamiento.