Rafael Nadal conquista por décima vez el Roland Garros

El Roland Garros alcanzado se convierte en el decimoquinto Grand Slam del español, quien superó al estadounidense Pete Sampras y queda a tres de igualar al suizo Roger Federer.

El español vuelve a pelear con los mejores.

En el nuevo ranking dado a conocer el lunes, Nadal ascendió dos puestos, al segundo. "Eso es seguro, pero no sólo aquí", resaltó Wawrinka, tres veces monarca en los grandes certámenes, incluido el Abierto de Francia de 2015.

De esa manera, se convirtió en el primer hombre de la historia en coronar diez ediciones de un mismo Grand Slam y quedó a una del récord de la australiana Margaret Court, que fue campeona en Melbourne entre 1960 y 1973. Que Rafa pueda jugar así es increíble.

"Tener a alguien como Carlos, quien conoce lo que pasa durante los partidos porque ha jugado en el circuito, es importante porque es alguien con el que puedes estar en el vestuario y hablar del partido".

La Folha de Sao Paulo también destaca la gesta de los dos tenistas y coloca dos fotografías: una de Nadal tumbado sobre el suelo celebrando la victoria y otra de Guga en pie, sobre la tierra batida, y rodeado de un corazón formado con pelotas de tenis.

Borg admitió que dudaba de que Nadal pudiera recuperar su mejor nivel después de su plaga de lesiones y de su mala actuación el año pasado en Roland Garros.

En tanto, el suizo no se mostró sorprendido por el triunfo de Nadal en Roland Garros y consideró que su hito le servirá de inspiración para la gira de pasto, en la que intentará conquistar su octavo título en Wimbledon.

"Adoro el pasto, todos lo saben".

Nadal vuelve a ser el rey de la tierra y el tenista que nadie quiere en el otro lado de la pista. "Si tengo dolor de rodillas, sabré por experiencia que será casi imposible, porque necesito sentir fuerza en las piernas para jugar bien en Wimbledon".

Al menos su tenis está de regreso.

En agosto de 2008 lo consiguió por primera vez poniendo entonces fin a una racha de 237 semanas, desde el 2 de febrero de 2004, en la que esa posición estuvo ocupada por Roger Federer. "Creo que la duda es buena, porque te da la posibilidad de trabajar con más intensidad, con más humildad, y de aceptar que necesitas seguir trabajando duro para que todo mejore", dijo.

Howard Fendrich cubre tenis para The Associated Press.