Canadá afirma su compromiso a mantener el libre comercio en Norteamérica

No es momento la inflación es alta empresarios | La Crónica de Hoy

No es momento la inflación es alta empresarios | La Crónica de Hoy

Robert Lighthizer sugirió que el gobierno de Donald Trump buscará que empresas que trasladaron su producción a México, regresen a Estados Unidos.

Videgaray reaccionó así en Washington a la notificación que envió hoy el gobierno del presidente Donald Trump al Congreso para informarle de su intención de renegociar el TLCAN, lo que abre un periodo de consultas de 90 días antes de iniciar el diálogo con los socios en ese pacto, México y Canadá.

Entrevistado a un día de reunirse con su homólogo del Departamento de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, indicó que la solución para mantener el balance de edulcorantes en ambos mercados ya está en puerta.

La negociación podría comenzar, por tanto, a mediados de agosto si el proceso de consulta con los legisladores no se tuerce.

El director de Política Exterior de los Estados Unidos, Ken Bacus dijo estar convencido que el camino para la defensa del Tratado de Libre Comercio es trabajar de manera conjunta; "seguiremos siendo aliados, sin importar que existan barreras, muros o lo que se interponga en el camino", señaló.

"Estamos comprometidos a concluir estas negociaciones con resultados oportunos y sustantivos para los consumidores, negocios, granjeros, rancheros y trabajadores", declaró Lighthizer.

La Secretaría de Economía celebró el anuncio a través de un comunicado.

"México espera un proceso de negociación constructivo, que permita aumentar la cooperación y la integración económicas y fomentar la competitividad regional", afirmó.

Ante ello, dijo, "México reafirma su voluntad de actualizar el TLCAN para hacer frente a los retos del siglo XXI".

Durante su campaña, Trump propuso renegociar el TLCAN para buscar un acuerdo "más justo" para Estados Unidos, pues considera que México se ha aprovechado de él.

El acuerdo buscaba hacer que los tres países del norte del continente crearan una zona para el libre intercambio de mercancías, acompañado de otros instrumentos, considerados paralelos, en materia de asuntos laborales y del medio ambiente, así como de un mecanismo financiero (NADBANK) para promover, inicialmente, el desarrollo en la franja fronteriza entre México y Estados Unidos.