Se suicida exjugador de la NFL Aaron Hernández

El ex jugador de futbol de New England Patriots Aaron Hernández en el Tribunal Superior del Condado de Bristol en Fall River Massachusetts

El ex jugador de futbol de New England Patriots Aaron Hernández en el Tribunal Superior del Condado de Bristol en Fall River Massachusetts

"El señor Hernández se colgó utilizando una sábana que ató a la ventana de su celda".

El 27 de agosto de 2012, los Patriotas firmaron con Hernández una prórroga de contrato por cinco años, que se extendía hasta el 2018, que incluyó un bono por firmar de $ 12,5 millones, el mayor otorgado por firmar para un ala cerrada en la NFL.

"Se inició una investigación en nombre de la familia Hernández, ni ellos ni yo creemos que se haya tratado de un suicidio, no hay indicios de que eso sea posible, sus familiares están destrozado y dispuestos a que salga a luz la verdad" aseguró el abogado en declaraciones para TMZ. Agregó que las autoridades no tenían preocupación de que Hernández tratara de quitarse la vida y que en su caso, hubiera sido trasladado a una unidad de salud mental.

Aaron Hernández se suicidó en su celda en un centro penitenciario de Massachusetts, Estados Unidos.

De acuerdo con un funcionario del Departamento de Correccionales de Massachusetts, se hicieron esfuerzos por reanimarlo, enviándolo al Memorial - HealthAlliance Hospital, sin embargo, los galenos certificaron su muerte poco después de las cuatro de la mañana de este miércoles.

Solo cinco días después de que fuera declarado No Culpable de un doble homicidio, en el segundo juicio en su contra, el exfutbolista de los Patriotas, Aaron Hernandez, fue encontrado muerto en su celda de prisión.

Hace unos días, el ex jugador se mostró conmovido hasta las lágrimas el pasado viernes cuando fue exonerado de la muerte de Daniel de Abreu y Safiro Furtado, que murieron tiroteados en Boston en 2012.

Lloyd apareció muerto con varias heridas de bala que fueron disparadas con un arma similar a la que Hernández poseía. En su segundo año en la NFL, atrapó 79 pases para 910 yardas y siete touchdowns, cifras con las que ganó Super Bowl.

Hernández fue condenado a cadena perpetua por homicidio.