"Norcorea responderá a cualquier guerra que desate EE.UU".

"Si Estados Unidos se atreve a recurrir a una opción militar (.) la RPDK (República Popular Democrática de Corea) está lista para reaccionar a cualquier tipo de guerra que Estados Unidos desee”, advirtió".

Corea del Norte realizó el domingo un lanzamiento fallido de un misil, poco antes de la llegada a Seúl del vicepresidente estadounidense Mike Pence.

Washington quiere lograr la desnuclearización del Norte "por medios pacíficos, mediante negociaciones, pero todas las opciones están sobre la mesa y seguimos al lado del pueblo de Corea del Sur", dijo Pence en una rueda de prensa en Seúl, tras visitar la tensa frontera que separa el Norte y el Sur de Corea.

El vicepresidente norteamericano recordó los últimos dos bombardeos ordenados por EU en Siria y Afganistán, "estas dos últimas semanas, el mundo ha sido testigo de la fuerza y determinación de nuestro presidente".

"Pero la era de la paciencia estratégica se acabó (.) El Presidente Trump ha dejado claro que la paciencia de Estados Unidos y nuestros aliados en esta región se ha agotado y queremos ver cambios".

El viernes, el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, advirtió que tras las nuevas amenazas de Estados Unidos contra Corea del Norte, un conflicot podría estallar en cualquier momento.

"Después de haber criticado a Pekín por su política monetaria durante su campaña electoral, Trump tuiteó ayer: "¿Porqué llamaría a China manipulador de moneda cuando ellos están trabajando con nosotros con el problema de Corea del Norte?

"El diálogo es necesario, pero también es necesario ejercer presión", afirmó el "número dos" de la Casa Blanca, quien añadió en este sentido que EEUU aboga por someter a Corea del Norte a un "mayor aislamiento" y "empujarle así al abandono total de su programa nuclear".

El viaje de Pence al archipiélago nipón tiene lugar tras su paso por Corea del Sur, y en un momento de tensión máxima en la región tras las constantes exhibiciones de poderío militar del Norte, actitud a la que Washington ha respondido con el envío a la península coreana del portaaviones de propulsión nuclear USS Carl Vinson.

Un funcionario de Corea del Norte en Pyongyang le dijo a BBC que habrán pruebas semanales, mensuales y anuales de misiles.