Trump firmará hoy orden para revivir ley que permite restringir importaciones

En dos semanas Trump propondrá cambios al Tlcan

En dos semanas Trump propondrá cambios al Tlcan

El presidente Donald Trump firmó este lunes una orden ejecutiva para que el Departamento de Comercio investigue si las importaciones estadounidenses de acero deben ser bloqueadas por motivos de seguridad nacional.

En concreto, Trump ha solicitado una investigación -que deberá concluirse en un periodo de 270 días- bajo una directiva contemplada en la Ley de Expansión Comercial de Estados Unidos que permite al jefe del Ejecutivo imponer restricciones sobre las importaciones en casos referidos a la seguridad nacional.

"El acero es fundamental tanto para nuestra economía como para nuestras Fuerzas Armadas".

"Este es el siguiente paso para hacer fuerte y prospera a nuestra economía nuevamente", insistió Trump y volvió a quejarse de que los socios comerciales de Estados Unidos se han estado aprovechando de la economía estadunidense, a través de prácticas como el "dumping" por vender productos por debajo de un precio justo.

Durante el mandato del expresidente Barack Obama, el Gobierno estadounidense presentó varias quejas formales ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por los subsidios que otorga China a ciertos productores de aluminio y acero, algo que, a juicio de Washington, ha saturado los mercados y reducido los precios a nivel global.

Tras la orden, las acciones de las principales compañías del sector en Estados Unidos -como US Steel, Steel Dynamics, AK Steel, Cliffs Natural Resources o Allegheny Technologies- han experimentado subidas que oscilan entre el 3% y el 8% ante la posibilidad de que el país imponga nuevos aranceles al acero chino, que representa un 26% del mercado norteameticano. Según detalló el titular de la entidad, Wilbur Ross, esas medidas no han resuelto el problema y por eso, agregó, resulta necesario buscar una solución más completa.

De acuerdo con lo adelantado por la Casa Blanca, Trump prevé pedir concretamente, amparado en esa ley, que se inicie una investigación sobre si las importaciones de acero fabricado en el extranjero tienen implicaciones para la seguridad nacional de EE.UU.

"A partir de ahora, vamos a defender a los empleos y trabajadores estadounidenses y su seguridad, y a las empresas estadounidenses de acero (...)".

"El TLCAN es un desastre para la economía de Estados Unidos".

"El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) sea con México o Canadá es un desastre para nuestro país y vamos a reportar en las próximas dos semanas sobre el tratado y qué vamos a hacer", finalizó.