Si México no solicita extradición, Guatemala podría liberar a Javier Duarte

Promete Guatemala apresurar extradición

Promete Guatemala apresurar extradición

Duarte, quien permaneció prófugo durante seis meses, fue capturado el sábado pasado con fines de extradición a México, un proceso que podría durar entre dos y seis meses, según fuentes cercanas al caso.

El golpe del reo 28 resonó en el vehículo listo para abandonar raudo una calle de acceso y de salida de la Torre de Tribunales, en el corazón de esta ciudad: el político mexicano acusado de presunta corrupción quedó acostado -de frente a sus perseguidores de cámaras, luces y grabadoras- y exhibido impotente, con las piernas abiertas en una jaula móvil.

Además, contestó algunas preguntas personales como su fecha de nacimiento, nombre de su esposa, Karime Macías, así como sus padres. Hay quienes señalan que ella es una de las causantes de la forma tan extrema de gastar dinero público haciéndole creer en su omnipotencia perenne que les blindaría de cualquier castigo.

Antes de tomar una decisión, Duarte pidió una pausa para hablar en privado con sus abogados sobre sus opciones de aceptar o no la extradición.

Adelantó que si el exgobernador de Veracruz decide allanarse (a la extradición), la audiencia será rápida.

Al tomar la voz señaló: "No puedo allanarme hasta que llegue la solicitud y sea evaluada por la defensoría, me reservo el derecho hasta la solicitud y una vez siendo evaluada, pueda determinar, si pueda allanarme o me reservó el derecho".