Por sospechas de corrupción, se va el presidente del INCAA

Alejandro Cacetta

Alejandro Cacetta

El ministro de Cultura, Pablo Avelluto, pidió este jueves a la Oficina Anticorrupción que abra un expediente de investigación contra el presidente del Incaa, Alejandro Cacetta, por presuntas "inconsistencias en los gastos que no tendrían justificación", el mismo día en que fue echado el titular del instituto estatal de cine.

"El INCAA tiene que ser transparente porque lo están bancando todos los argentinos", enfatizó, al tiempo que manifestó que desde la nueva gestión se pretende "cambiar de verdad".

Anoche, el programa de Alejandro Fantino, "Animales sueltos" había emitido un informe con sospechas de corrupción dentro de la institución.

"No tenemos posición de caza de brujas ni nada por el estilo", afirmó el ministro en declaraciones formuladas en la Casa Rosada, tras el apartamiento de su cargo del presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Alejandro Cacetta.

"A veces se piensa que llegar a la función pública es un viaje de boy scout en el que se van a hacer las reformas sin resistencia. El Ministerio de Cultura de la Nación ratifica el compromiso del gobierno nacional con la políticas de transparencia y con el fomento de la producción audiovisual".

En Balcarce 50 señalan que fue el vicejefe de Gabinete Mario Quintana quien le encomendó al ministro de Cultura Pablo Avelluto que le exigiera la renuncia a Cacetta, por lo que en las próximas horas dejará su cargo.

La salida del funcionario tuvo un gran impacto en la industria del cine.

Por su parte, el funcionario desplazado apuntó a una operación en su contra, encabezada por Avelluto, titular de la cartera. En conversación con El juego limpio, Lombardi destacó que varios extitulares del INCAA enfrentan denuncias penales y consideró que "es muy difícil ponerle el cascabel al gato porque siempre buscan artimañas legales para quedarse".

Para Campanella, siguiendo con el comunicado al que suscribe, "las imputaciones de supuestas irregularidades o hechos de corrupción" son de "absoluta liviandad y falta de rigor".

A diferencia de otros entes oficiales, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales renueva contratos del personal el próximo mes de junio, el resto lo hace en diciembre.