Mejor no pongan a prueba la determinación de Trump

Corea del Norte crea una nueva rama de las Fuerzas Armadas

Corea del Norte crea una nueva rama de las Fuerzas Armadas

Aún así, Corea del Norte ha anunciado que continuará haciendo pruebas con misiles a pesar de las críticas internacionales.

La sociedad del país asiático le da prioridad a los espacios comunes como zoológicos y piscinas.

Las acciones de EEUU provocaron en la península de Corea una situación que amenaza con degenerar en una guerra nuclear en todo momento, declaró el embajador adjunto norcoreano ante la ONU, Kim In-ryong.

El último de estos test tuvo lugar el pasado domingo, cuando Corea del Norte, que el día anterior había exhibido en un desfile militar unos supuestos nuevos proyectiles intercontinentales, trató de lanzar sin éxito lo que pareció ser un misil de medio alcance.

Kim criticó muy duramente una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por Estados Unidos para el 28 de abril con el fin de abordar la situación en Corea del Norte.

Kim aseguró que el presidente Donald Trump busca "hacer algo" en Corea del Norte y recordó el reciente ataque contra una base aérea siria, como prueba de que EU es una amenaza para Estados soberanos bajo el pretexto de trabajar por la paz.

Agregó que Pyongyang tampoco debería poner a prueba el poder de las fuerzas estadounidenses desplegadas en la región.

La semana pasada, el Pentágono ordenó movilizar al portaaviones USS Carl Vinson y a su grupo de ataque (un crucero y dos destructores armados con misiles de crucero Tomahawk y al menos un submarino nuclear) y dirigirlo hacia las aguas que rodean la Península coreana.

"La alianza entre las fuerzas de Estados Unidos y las fuerzas de la República de Corea es histórica y es testamento del vínculo inamovible de nuestros pueblos".

El vicepresidente indicó que Estados Unidos -que tiene desplegados a 28.500 soldados en Corea del Sur- aniquilará cualquier ataque y opondrá una respuesta aplastante y eficaz ante cualquier utilización de armas convencionales o nucleares e instó a la comunidad internacional a presionar a Corea del Norte. Añadió que Beijing desea reanudar las negociaciones multinacionales que quedaron estancadas en el 2009, y dio a entender que los planes estadounidenses de implementar un sistema de defensa antimisiles en Corea del Sur están perjudicando sus relaciones con China. Estados Unidos y otros países occidentales quieren evitar que Pyongyang aumente su capacidad misilística.