Manifestaciones contra Maduro dejan dos muertos en Venezuela

La "gran toma " La coalición opositora convocó a todos sus seguidores a la "gran toma" de Caracas que se realiza desde 26 puntos de la capital, para movilizarse hasta la sede de la Defensoría del Pueblo, en el centro de la ciudad, a la que han tratado de marchar en al menos cinco oportunidades este mes, pero han sido bloqueados por los cuerpos de seguridad.

Helicópteros de la Policía sobrevolaron la capital donde persisten algunos focos de protestas.

Mientras tanto, en la Plaza de las Palomas, San Cristóbal, estado de Táchira una joven de 23 años, identificada como Paola Andreína Ramírez Gómez fue asesinada presuntamente por colectivos chavistas.

En una de las confrontaciones Carlos José Moreno, de 17 años, recibió un tiro en la cabeza y horas después falleció en el hospital, con lo cual se elevó a seis la cifra de muertos en las protestas de las últimas dos semanas en Venezuela.

Aún no hay saldo de arrestos, pero más de 200 personas permanecen detenidas de las marchas anteriores.

El Presidente Maduro declaró que ante el fracaso del intento golpista de la derecha, "hoy 19 de abril puedo decir: aquí está Nicolás Maduro ¡mandando con el pueblo!"

Además, dijo, algunas naciones aún apoyan el gobierno de Maduro, sólo por los beneficios del petróleo, pues Venezuela se los vende muy barato. Estados Unidos, por su parte, lanzó una dura advertencia a los funcionarios públicos venezolanos de desistir de la represión.

Cientos de personas se han manifestado contra el gobierno chavista en los últimos días en varias ciudades de Europa y América, como este miércoles en Madrid. "Queremos que sepan que no están solos, que estemos donde estemos nuestro corazón y pensamiento siempre está con Venezuela (...)".

El jefe legislativo Julio Borges pidió entonces a los militares ser "leales" sólo a la Constitución, tras lo que Maduro lo acusó de liderar el "llamado golpista" y lo amenazó con procesarlo judicialmente.

"Venezuela dará la batalla frente a este grupo minoritario de gobiernos que pretenden promover una vergonzosa intervención, con la OEA", dijo la canciller Delcy Rodríguez.

Junto al deterioro económico, la oposición radical liderada por Leopoldo López se volcó a las calles para exigir la renuncia de Maduro, en protestas que dejaron 43 muertos entre febrero y mayo.

Desde el mismo chavismo, en cambio, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, había buscado calmar los ánimos al formular "un llamado a la reflexión a los actores políticos convocantes de las movilizaciones".

La oposición demanda la realización de elecciones generales, algo que el mandatario ha descartado.