Integrantes de la CIDH se reúnen con padres de los normalistas desaparecidos

Ampliar
                     Capriles convoca a una nueva movilización para el jueves

Ampliar Capriles convoca a una nueva movilización para el jueves

En este sentido, el director de la ONG consideró que es una pieza clave para el caso Iguala, la visita este jueves de la relatora especial para México de la CIDH, Esmeralda Arosemena, cuyo objetivo es que la CIDH obtenga nueva información sobre el caso Ayotzinapa, como parte del plan de trabajo que dejó el GIEI al Mecanismo de Seguimiento.

Los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 instalaron hoy un plantón frente la sede de la fiscalía general de México y exigieron una investigación eficiente.

De esta manera, se pretende dar seguimiento a las recomendaciones emitidas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y a las medidas cautelares dictadas por la CIDH para los familiares de las víctimas.

En la reunión, el procurador general de la República, Raúl Cervantes, reiteró el compromiso de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Gobierno de la República para continuar con las líneas de investigación a fin de esclarecer lo ocurrido con las víctimas. "Vemos una postura política y no apegada a los estándares internacionales de Derechos Humanos".

Algunas de las líneas que no han sido investigadas son los policías municipales de Huitzuco, los policías federales, el Ejército, el quinto autobús y otras.

Añadió que, si los padres no ven voluntad para ahondar en esa línea de investigación, "no volverán a sentarse hasta que haya resultados; no pueden seguir simulando un diálogo sin resultados". "Se ha argumentado que no hay recursos para la tecnología Lidar, que implica millones de pesos, ya hubo un compromiso de Miguel Ángel Osorio Chong que, si habrá ese recurso, pero el tema está parado porque no hay avances en las investigaciones, hace falta voluntad".

De esa forma, la CIDH concluye indicando que dada la labor que cumplen los periodistas que cubren manifestaciones y situaciones conflictivas, el Estado debe asegurarles que cumplan su función y evitar agresiones, detenciones o destrucción de los equipos y registros, ya que a su vez cumplen un importante rol al reportar sobre la actuación del Estado y de la Fuerza Pública ante los manifestantes.