Muere joven herido de bala en protesta opositora en Venezuela

Muere joven herido de bala en protesta opositora en Venezuela

Muere joven herido de bala en protesta opositora en Venezuela

Dos personas murieron este miércoles en Venezuela en el marco de las manifestaciones convocadas por la oposición en rechazo al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

"Hoy pretendieron asaltar el poder y los derrotamos otra vez", dijo el presidente.

Además de los opositores al gobierno venezolano también marcharon partidarios del gobierno, más tarde se llevó a cabo un acto público en el que Maduro advirtió que no retrocederá.

La autoridad abrió además una pesquisa sobre una mujer y un hombre que resultaron heridos en Caracas, cerca del lugar donde el muchacho fue herido de bala, donde la primera resultó con una fractura de cráneo al ser golpeada por un objeto, y el segundo presentó heridas de perdigones.

Un jóven de 17 años identificado como Carlos José Moreno murió hoy en Venezuela luego de haber recibido un disparo de bala en la cabeza que habría salido de uno de los micros movilizados por el gobierno de Nicolás Maduro para intentar atemorizar a las millones de personas que se movilizaron en este caso en el barrio de San Bernardino, ciudad de Caracas, para exigir la reapertura de la Asamblea Nacional (AN) disuelta por el chavista Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Mediante un comunicado el MP indicó que la víctima respondía al nombre de Paola Andreína Ramírez Gómez y "transitaba" por la plaza San Carlos de la ciudad de San Cristóbal, capital de la entidad, "cuando recibió un disparo que le ocasionó la muerte".

"Estamos resteados (firmes) con Maduro por lealtad a nuestro comandante eterno", dijo desde la manifestación oficialista Nancy Guzmán, docente de 50 años, al referirse al expresidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.

"Queremos tumbar ese Gobierno", resolvió el manifestante, ataviado con una gorra con la bandera venezolana, que repetía con ímpetu las consignas de la protesta como "No nos da la gana una dictadura como la cubana".

En medio de la creciente tensión política Maduro anunció a inicios de semana que aumentará a 500 mil el número de civiles uniformados y que le entregará un fusil a cada uno.

"Estamos observando de cerca" lo que ocurre en ese país "y trabajando con otros, especialmente a través de la OEA, para comunicarles nuestras preocupaciones", dijo el secretario de Estado.

El gobierno estadounidense reiteró el miércoles su preocupación por la represión a la disidencia en Venezuela.

Pero contingentes militares y policías bloquearon el paso en puntos estratégicos de Caracas como en las cinco protestas anteriores, que derivaron en choques con saldo de cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

La oposición demanda la realización de elecciones generales, algo que el mandatario ha descartado.