Reino Unido pedirá la salida de la UE el 29 de Marzo

Theresa May

Theresa May

May informará al Consejo Europeo en una carta su intención de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa que permite a un país salir de la UE tras dos años de negociaciones, lo que podría ocurrir en marzo de 2019.

El portavoz señaló que el primer paso tras la notificación será la adopción de las directrices de la negociación por parte del Consejo Europeo, algo que tendrá lugar en una cumbre de líderes que convocará el presidente de esa institución, Donald Tusk. "El próximo miércoles, el Gobierno cumplirá con esa decisión y empezará formalmente el proceso para activar el artículo 50".

El ministro responsable del Brexit, David Davis, ha recordado que el pueblo británico adoptó en junio de 2016 la "decisión histórica" de abandonar la Unión Europea y ha subrayado que el Gobierno está ahora "en el umbral de la negociación más importante para este país en una generación".

En los próximos meses se presenta una tarea ingente para británicos y europeos, que deberán hablar de unas 21.000 regulaciones y leyes de la UE, informó la web "Politico" citando informaciones de comisiones del Parlamento Europeo.

Entre los temas que deben ser abordados se incluye la deuda británica con la UE y el estátus de los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido y viceversa.

"Todo está listo de este lado (de la UE)", aseguró en rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, y las autoridades europeas ya fueron prevenidas con antelación sobre la fecha.

Está previsto que las negociaciones concluyan antes de otoño (boreal) de 2018 para que haya tiempo de ratificar a tiempo el acuerdo.

May presentará el acuerdo también al Parlamento británico, pero dijo que no se renegociará después de hacerlo. Si los diputados lo rechazaran, se produciría un "Brexit" desregulado que tendría graves consecuencias, según han alertado numerosos economistas.

Sobre esas bases, la Comisión Europea propondrá el inicio de las negociaciones y un mandato para las mismas, que tendrán que ser aprobados finalmente por el Consejo Europeo (compuesto por los jefes de Estado y de Gobierno). "Una relación nueva, positiva entre el Reino Unido y nuestros amigos y aliados en la Unión Europea", añadió.