Campaña electoral queda opacada por escándalos de corrupción de los candidatos — Francia

Detalle de la caricatura de Emmanuel Macron publicada en la cuenta del partido Les Républicains.                  Twitter

Detalle de la caricatura de Emmanuel Macron publicada en la cuenta del partido Les Républicains. Twitter

Fillon compareció hoy de forma imprevista ante los jueces de instrucción, ya que estaba previsto que lo hiciese mañana, un adelanto "para poder hacerlo en condiciones de serenidad", dijo a los medios franceses el abogado del candidato, Antonin Lévy.

El candidato fue imputado por desvío y apropiación indebida de fondos públicos y por no haber declarado a la Alta Autoridad para la Transparencia de la Vida Pública un préstamo de 50.000 euros concedido por el empresario Marc Ladreit de Lacharrière. Los jueces estiman que existen indicios claros de que el político conservador pagó a su esposa, Penelope, como asistente parlamentaria, sin demostrar que, efectivamente, trabajó. Fillon es el primer candidato de un gran partido que aspira al Elíseo en situación de imputado. Pese a que se trata de un paso más en el camino hacia un juicio, muchas investigaciones de esta índole no llegan a los tribunales.

La ultraderechista Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, una de las favoritas a por lo menos acceder a la segunda vuelta electoral que tendría lugar el 7 de mayo, es investigada por evasión de impuestos.

La acusación, por su parte, viene dada en la misma semana del cierre del plazo para presentar las candidaturas a las elecciones.

Sus abogados podrán tener acceso ahora al dossier y preparar su defensa.

La figura de Fillon ha sufrido enormemente desde que en enero se dio a conocer el escándalo y, según los últimos sondeos, acumula 20% de la preferencia de votos que no son suficientes para calificar para el balotaje.

Además, según reveló el diario Le Parisien, los hijos del candidato, Marie y Charles Fillon, abonaron a su padre parte del dinero que habían cobrado como asistentes en varias transferencias. Sin embargo, su imagen quedó seriamente perjudicada, al no cumplir con la promesa de renunciar, en el caso de confirmarse la imputación.

Este lunes, el fiscal de París ha abierto una investigación formal en contra Macron, según informó la AFP Inspección General de Finanzas sospecha que el político habría favorecido a la multinacional francesa de publicidad y eventos Havas, para llevar a cabo la organización del Consumer Electronics Show (CES), un evento de tecnología en Las Vegas, en el que el político fue el orador principal.