Garcé contó por qué Maradona lo llevó al Mundial

El Chino fue el único jugador de campo que no disputó ni un minuto

El Chino fue el único jugador de campo que no disputó ni un minuto

"Me hizo cambiar de opinión", aseguró en diálogo con Millonaria Radio. Cutral Có un miércoles, el frío que hace. Ese partido significó la primera vez del "Chino" en la era del "Diez" como entrenador, y también fue la última ocasión en la que Ariel Ortega defendió la albiceleste.

Maradona le da indicaciones a Garcé durante una práctica de la Selección en 2010. Ahí él me dijo que vaya. Que lo haga por mamá y papá, que ellos me querían ver. Además que era raro decirle que no a la Selección.

Según Garcé, resulta que "faltaba muy poco para que arranque el partido". Los haitíanos estaban con gorra, guantes y bufanda, con un frío que no querían salir. Luego de la charla que dieron Ariel Ortega y Martín Palermo, en la previa del partido, "nos quedamos en silencio en el vestuario y ahí me puse a hablar yo".

El 5 de mayo de ese año, Argentina disputó con jugadores de la escena local en la ciudad neuquina de Cutral Có uno de los amistosos preparatorios para el evento ecuménico ante Haití. Me salió algo. Dije que si en ese momento era el Mundial, la selección eramos nosotros. "Me salió algo que estuvo bueno y ahí salímos a la cancha", relató el exayudante de Eduardo Coudet.

Esa iniciativa del defensor, terminó siendo clave: "Al otro día me llamó el profesor y me dijo 'no te bajes, Diego está ahí, en duda, le gustó mucho lo que dijiste'", recordó Garcé.

Finalmente, Maradona quedó entusiasmado por las palabras del jugador que entró en la lista final y tuvo un hecho de color destacado cuando en el amistoso despedida ante Canadá en River, la bandera "Garcé, traé alfajores", dio la vuelta al mundo. Y aunque parece ofensiva, al ex River y Central no le cayó mal. "Durante el calentamiento y en el vestuario, el masajista me empezó a hacer chistes, me tenía loco". Yo no entendía bien por qué. Cuando salimos a la cancha y empezaron los himnos la vi.